Brasil logró una espectacular victoria luego de vencer en la semifinal al anfitrión Alemania y a Argentina en el partido decisivo. Un triunfo inolvidable de la Seleçao.