Sólo tenía 20 años, cuando ayudó a que Brasil conquistase la Copa FIFA Confederaciones en 1997. Hoy nos fijamos en el Balón de Oro de aquella edición, Denilson.