En la gran final de la Copa FIFA Confederaciones 2005, Brasil consiguió su mayor victoria ante su archirrival Argentina en 37 años. La Seleçao venció 4-1.