A los 38 años y 129 días, Lothar Matthaeus entró en la historia de la Copa FIFA Confederaciones al ser el goleador más veterano de la competición.