Hassan Mubarak sólo necesitó 39 segundos para anotar el gol que abrió el marcador y dio la victoria a EAU ante Sudáfrica en la Copa FIFA Confederaciones Arabia Saudí 1997.