nacido en 1941, ocupa un lugar especial en la historia de la Copa FIFA Confederaciones. El francés es uno de los dos únicos técnicos que han dirigido a dos selecciones diferentes en la competición (Francia en 2001 y Túnez en 2005).