En su segunda participación en la Copa FIFA Confederaciones, en la edición de Sudáfrica 2009, Egipto marcó cuatro goles y fue capaz de ganar a Italia y ponder contra las cuerdas a la futura campeona del torneo, Brasil.