Marcel Desailly capitaneó a su país hasta dos títulos de la Copa Confederaciones, en 2001 y 2003, y en el total de estos dos torneos disputó ocho partidos sin conocer la derrota.