Ronaldinho, de Brasil, y Cuauhtémoc Blanco, de México, son los máximos anotadores de la Copa Confederaciones, con nueve goles cada uno.