La FIFA desea que todos los futbolistas sepan dónde acudir cuando se trata de cuidarse la salud. Cuando te lesionas, lo único que quieres es regresar a los terrenos de juego lo antes posible, pero no suele ser lo más sensato. Puede que ese médico que te consienta conseguirlo no sea precisamente la mejor opción. Un buen médico trabajará para que vuelvas al fútbol a su debido tiempo y con la adecuada rehabilitación, para asegurarse de que puedas seguir jugando muchos años más.

Por lo tanto, la mejor atención médica que puedan recibir los futbolistas requiere enorme experiencia no solo en las últimas novedades en diagnóstico y tratamiento de lesiones, sino también a lo largo de la recuperación; además de conocimientos y pericia en la prevención de lesiones y dolencias, en preparación psicológica, en dietética y en cuestiones antidopaje.

Por lo tanto, la FIFA concede su acreditación exclusivamente a aquellos centros ya establecidos que hayan demostrado liderazgo en medicina futbolística. En ellos encontrarás un equipo de especialistas en diferentes campos, que trabajan juntos para proteger la salud y el bienestar de los futbolistas.

Todos los centros han pasado por un proceso de selección muy estricto. La homologación se concede para un periodo de cinco años, y durante este tiempo todos los centros deben informar anualmente de sus actividades. 

Centros en el Mundo