El amistoso internacional entre Afganistán y Pakistán programado para el martes 20 de agosto en el estadio de la AFF de Kabul, más el arranque de la segunda edición de la Afghan Premier League (APL) dos días después, se perfilan para erigirse en dos hitos capitales en la historia reciente del fútbol afgano

El encuentro internacional entre los dos vecinos asiáticos será el primer choque de ese tipo que se celebrará en Afganistán desde 2003, cuando la selección local recibió a Turkmenistán en el estadio Ghazi.

“El hecho de que alberguemos nuestro primer partido internacional en 10 años, y el primero contra Pakistán en Kabul desde 1977, representa un momento culminante y trascendental para el fútbol de nuestro país”, declaró a FIFA.com el Secretario General de la Asociación Afgana de Fútbol (AFF), Sayed Aghazada. “Eso demuestra que, después de un periodo muy difícil, estamos volviendo a la normalidad. El fútbol afgano ha mejorado en cuanto a organización e infraestructuras, y ahora creemos que el fútbol puede desempeñar un papel todavía más importante en nuestro país. Por supuesto, esperamos un lleno de público”.

“Es un encuentro muy simbólico para toda la comunidad futbolística del sureste de Asia, lo que confirma que nuestro deporte puede contribuir a fomentar una relación positiva entre los países vecinos”, afirmó el Secretario General de la Asociación Pakistaní de Futbol (PFF), el teniente coronel Ahmad Yar Khan Lodhi.

El fútbol es una de esas actividades que, hasta ahora, no se han convertido en blancos directos de la violencia. 

Este histórico amistoso entre Afganistán y Pakistán se jugará en el estadio de la AFF, en el campo artificial financiado por el Proyecto Goal de la FIFA. Dos días después, el mismo escenario albergará el estreno de la segunda edición de la Afghan Premier League (APL). 

Una liga por la unidad
Ocho equipos de todas las zonas del país, entre los que figuran el De Maiwand Atalan del suroeste de Afganistán (con jugadores procedentes de las provincias más conflictivas de Helmand y Kandahar) y el vigente campeón, el Toofan-Harirood, están listos para verse las caras en pugna por el codiciado trofeo de la APL. A partir de abril, la AFF puso en marcha un proceso de detección de talentos para seleccionar a todos los jugadores. Los partidos de la APL se emitirán en directo por la televisión afgana Tolo TV.

“La liga desempeña un papel vital en nuestros intentos por seguir desarrollando el fútbol en Afganistán, aumentar su popularidad y descubrir nuevos talentos”, afirmó Ali Askar Lali, ex internacional afgano y comisario de partidos de la APL. “El fútbol es una de esas actividades que, hasta ahora, no se han convertido en blancos directos de la violencia. Sin embargo, ahora hemos mejorado las medidas de seguridad, acreditación y gestión de entradas, ya que esperamos tener un lleno con 6.000 espectadores en todos los encuentros”.

“En la primera temporada de la APL, presenciamos cómo espectadores de diferentes raigambres y provincias compartían su pasión por el fútbol en el estadio, lo que demuestra que el fútbol puede fomentar la unidad del pueblo afgano, sin importar las tribus o lugares de procedencia”, concluyó Aghazada.

Durante los diez últimos años, la FIFA ha invertido 1,5 millones de dólares estadounidenses de cara a la inauguración de dos Proyectos Goal en Kabul: la instalación de un campo de césped artificial en el estadio de la AFF de Kabul, y la construcción de la sede de la asociación nacional.

Notas recomendadas