La FIFA y la CONCACAF unieron sus fuerzas para organizar un seminario de concesión de licencias a clubes en Panamá para todas las asociaciones miembro de la región de la CONCACAF, los días 27 y el 28 de enero de 2016.

Dicho seminario supuso un paso más tras la introducción del sistema de concesión de licencias a los clubes en la CONCACAF a principios de 2015, y continúa con los esfuerzos del órgano rector del fútbol mundial, las confederaciones y sus asociaciones nacionales para globalizar las licencias a los clubes y crear sistemas en cada rincón del planeta.

Las dos jornadas del seminario contaron con la participación de dos representantes de cada asociación miembro; incluidos secretarios generales, directores ejecutivos de ligas y gestores especializados en la concesión de licencias a clubes. Varios rostros conocidos estuvieron entre los invitados a participar en el seminario; entre ellos Karina LeBlanc (ex jugadora profesional del Chicago Red Stars y la selección femenina de Canadá, recientemente retirada), Enrique Bonilla (presidente ejecutivo de la Liga MX) y Juan Carlos Rojas Callán (presidente del Deportivo Saprissa costarricense), en un esfuerzo de la FIFA por promover la inclusión de todos los grupos de interés y elevar el nivel de la gobernanza global. 

Dicho propósito coincide con la decisión del Comité Ejecutivo de la FIFA de aprobar una serie de propuestas de la Comisión de Reformas de la FIFA 2016 que se presentarán al Congreso en su sesión extraordinaria del 26 de febrero. En particular, un punto clave consiste en promover una “mayor transparencia e inclusión a través de una mayor representación de los grupos de interés: creación de una nueva Comisión de Grupos de Interés que incluya a miembros de los grupos de interés clave del fútbol, como jugadores, clubes y ligas”. Con el fin de complementar y administrar la Comisión de Grupos de Interés, el Comité Ejecutivo de la FIFA decidió asimismo crear un Departamento de Fútbol Profesional.

“El fútbol profesional empieza en la mesa de trabajo”, afirmó Bonilla durante el seminario. “Muchos en el fútbol se concentran en los grandes entrenadores, árbitros y jugadores. Pero también se necesitan grandes profesionales que marquen la diferencia cada día organizando las ligas. Este punto han de entenderlo todos los clubes que aspiran a desarrollarse, y la concesión de licencias a los clubes es la herramienta que puede alimentar ese desarrollo”.

El seminario, que incluyó intervenciones por parte de la FIFA, la CONCACAF, las asociaciones miembro y los grupos de interés clave del fútbol, tenía por objetivo clarificar los parámetros de la estructura del fútbol de clubes a nivel nacional y presentar un camino para avanzar en la mayor profesionalización de toda la región de la CONCACAF, utilizando la concesión de licencias a clubes como instrumento de desarrollo, independientemente del tamaño y del momento actual de desarrollo del país participante.

Escuchar a los protagonistas
Asimismo, sirvió para profundizar en el proceso de consulta que está llevando a cabo actualmente la FIFA con las confederaciones sobre la revisión del Reglamento de la FIFA para la concesión de licencias de clubes, con el fin de crear un sistema de concesión de licencias a clubes que sea de carácter global. Dicho sistema respeta las diferentes estructuras del fútbol de clubes que existen en cada región, es lo bastante realista y flexible para adaptarse región a región, e incluye –y promueve– el fútbol femenino.

Karina LeBlanc compartió ese punto de vista con los participantes: “Para nosotros los deportistas, profesionalizar el fútbol consiste en detalles. Si quieres que seamos deportistas profesionales, tienes que tratarnos como profesionales: condiciones de trabajo seguras y justas, viajes organizados adecuadamente y los pequeños detalles, como asegurar que la ropa esté lavada. Y para las mujeres deportistas como nosotras, promover el fútbol femenino mediante las licencias a los clubes significa muchísimo más: se trata de dar a las chicas de 12 o 13 años una perspectiva más prometedora. Hacer que crean en sí mismas, en que pueden convertirse en deportistas, llegar a ser olímpicas, e incluso más: médicos, empresarias… cualquier cosa que les gustaría ser. Al incluir el fútbol femenino en la concesión de licencias a los clubes, la FIFA y la CONCACAF están avanzando por el buen camino”.

Juan Carlos Rojas intervino para referirse a los beneficios de incluir el punto de vista del club en la concesión de licencias a clubes y, más en general, en los procesos de toma de decisiones: “Los clubes pueden ayudar a los organismos rectores a llegar a mejores decisiones si se tienen en cuenta nuestras opiniones al tomar decisiones. Si hacemos las cosas bien como clubes, podemos tener una repercusión enorme en nuestra comunidad. Pero además, en el Saprissa pensamos que, si aspirábamos a la excelencia, también podíamos ser un negocio muy bueno. Por ejemplo, en el club tenemos un proyecto que llamamos “experiencia del estadio”; queremos que la gente venga a nuestro estadio para disfrutar de una experiencia maravillosa, tanto que quieran volver. La seguridad, las infraestructuras o los precios son todos aspectos cruciales. Comprender que la gente puede encontrar otras cosas que hacer en vez de ir al estadio, por lo que tenemos que invertir en traerla hacia nosotros”.

La UEFA y la AFC han creado con éxito sistemas de concesión de licencias a clubes en Europa y Asia; mientras que, en los últimos 12 meses, la FIFA ha priorizado y centrado su atención en desarrollar las licencias de clubes en la CONCACAF, la CAF y la OFC, con el fin de hacer avanzar el fútbol de clubes dentro y fuera de la cancha en cada región. La concesión de licencias a los clubes está evolucionando deprisa en estas regiones. La CONMEBOL también tiene previsto adoptar un sistema de concesión de licencias a clubes antes de que acabe 2016.