La iniciativa “FIFA 11 para la Salud”, impulsada para mejorar el conocimiento, la actitud y el comportamiento de los niños en relación a las enfermedades y su estilo de vida, se presentará en julio en Puerto Moresby, la ciudad sede de la Copa Mundial Femenina Sub-20 de la FIFA.

El programa “FIFA 11 para la Salud” incluye mensajes sencillos para la prevención correlacionados con una jugada de fútbol específica. A fin de reflejar mejor la situación sanitaria de Papúa Nueva Guinea, la iniciativa integrará la tuberculosis (TB) en sus mensajes educativos con el objetivo de poner el foco en una enfermedad que representa un grave problema de salud pública en el país.

Los 11 mensajes clave son: jugar al fútbol, respetar a niñas y mujeres, protegerse del VIH y la TB, evitar las drogas y el alcohol, utilizar mosquiteras tratadas, lavarse las manos, beber agua potable, una dieta equilibrada, vacunarse, tomar la medicación recetada y el juego limpio.

“Recibimos con los brazos abiertos el programa “FIFA 11 para la Salud”, porque tendrá una gran repercusión en las vidas de los niños que van al colegio. Ellos serán los encargados de transmitir esos mensajes a sus padres y hermanos”, manifestó David Chung, Presidente de la Asociación Nacional de Fútbol de Papúa Nueva Guinea y de la Confederación Oceánica de Fútbol (OFC).

El curso de formación para profesores se impartirá en el mes de julio y se pondrá en marcha inmediatamente en 16 escuelas de primaria. Los primeros certificados se entregarán durante la Copa Mundial Femenina Sub-20 de la FIFA, en noviembre.

Jiří Dvořák, médico en jefe de la FIFA, anunció el plan de acción y dijo que existía una estrecha colaboración entre los departamentos de educación y deporte y la ciudad sede. La razón es que el programa “FIFA 11 para la Salud” complementa las iniciativas de la ciudad sede en su misión de promover un estilo de vida más saludable y erradicar la violencia contra mujeres y niñas. “El programa ‘FIFA 11 para la Salud’ va dirigido a niños de entre 11 y 12 años, porque es la edad en la que los pequeños desarrollan su carácter y actitud”, destacó Dvořák.

La iniciativa “FIFA 11 para la Salud” complementa, asimismo, el programa de la OFC Just Play (Sólo juega), dirigido a niños de entre seis y ocho años. Pero el legado médico de la Copa Mundial Femenina Sub-20 de la FIFA va más allá, e incluye además una colaboración con el programa de la ONU Stop TB Partnership (Asociación para poner fin a la tuberculosis), ya que han aparecido informes preocupantes sobre tipos de tuberculosis resistentes a los antibióticos en Papúa Nueva Guinea.

“La tuberculosis, incluida la TB resistente a múltiples medicamentos, supone una gran amenaza de salud pública en Papúa Nueva Guinea”, aseveró Lucica Ditiu, Directora Ejecutiva de Stop TB Partnership. “Con este esfuerzo conjunto confiamos en mejorar la conciencia entre los afectados y la población en general de los graves riesgos y consecuencias de la TB. A través de una acción concreta podemos incrementar los índices de detección de la enfermedad y trabajar para ayudar al país a combatirla”, añadió.

Por su parte, Powes Parkop, gobernador de la ciudad sede, declaró: “Estoy muy contento de dar cabida a este programa en el distrito de la capital y de trabajar codo con codo con la FIFA para implementar la iniciativa “11 para la Salud” en los colegios. Armoniza perfectamente con nuestro programa de desarrollo para una ciudad activa, en el que utilizamos el deporte y la actividad física como herramienta para abordar los numerosos problemas que afectan a la ciudad y al país en su conjunto. Además, he declarado Puerto Moresby una ciudad segura para niñas y mujeres, por lo que esta colaboración abrirá nuevos caminos para realzar todos los esfuerzos que se están llevando a cabo”.

La Copa Mundial Femenina Sub-20 de la FIFA se disputará del 13 de noviembre al 3 de diciembre de 2016.