Los 32 jóvenes estudiantes de la 16ª edición del Máster Internacional en Ciencias Humanas, Gestión y Derecho del Deporte recibieron su diploma este viernes 15 de julio en el castillo de Neuchâtel (Suiza). A partir de ahora, estos 18 hombres y 14 mujeres originarios de 29 países diferentes (entre ellos, Egipto, Etiopía, Sudáfrica y Zimbabue) están llamados a ejercer funciones directivas en diversas organizaciones deportivas del mundo entero.

“El enorme éxito de los titulados del Máster de la FIFA da muestra de la mezcla multicultural que existe entre los estudiantes seleccionados cada año por el CIES. El Máster de la FIFA constituye indudablemente la base de esta nueva generación de profesionales del deporte que pueden ayudar a continuar con las reformas necesarias para revolucionar la industria del deporte”, subrayó Fatma Samoura, Secretaria General de la FIFA, presente en la ceremonia de entrega de los diplomas.

El FIFA Master, creado en 2000 por la FIFA y el Centro Internacional de Estudios del Deporte (CIES) de Neuchâtel, constituye hoy una referencia en materia de formación de directivos deportivos. Durante sus 15 primeras ediciones, más de 415 titulados venidos de cerca de 100 países asistieron a este curso universitario de un año que se imparte en la Universidad De Montfort de Leicester (Inglaterra), la SDA Bocconi School of Management de Milán (Italia) y la Universidad de Neuchâtel (Suiza).

Este curso de posgrado permite a un grupo multicultural de estudiantes –casi todos los continentes están representados cada año– pasar un año de estudios inolvidable en tres universidades de tres países diferentes. Gracias a su programa, los estudiantes amplían sus conocimientos en el marco de cursos y seminarios impartidos por profesores cualificados y numerosos responsables deportivos.

Recordemos que el CIES tiene por objetivo desarrollar actividades de investigación, formación y asesoría al servicio de la comunidad deportiva desde una perspectiva multidisciplinar (jurídica, sociológica, geográfica, directiva e histórica). Asimismo, aspira a servir de puente entre los mundos de la investigación, la enseñanza y las instituciones deportivas; así como a fomentar el intercambio de conocimientos y de experiencias entre los agentes del mundo académico y los de la industria del deporte.