Del 19 al 23 de septiembre, 72 árbitros y árbitros asistentes de toda Europa se reunieron en la sede de la FIFA para asistir a un seminario de tres días de duración, destinado a los posibles candidatos de la UEFA a arbitrar la Copa Mundial de la FIFA Rusia 2018™ y la Copa Mundial Femenina de la FIFA Francia 2019™.

Fue el tercero de una serie de seminarios celebrados en 2016, con el objetivo de compartir conocimientos con aquellos árbitros y árbitras del fútbol del mundo entero que tratan de prepararse mental y físicamente para la oportunidad de pitar partidos internacionales del más alto nivel.

“Nuestro objetivo, al igual que en los seminarios anteriores, consiste en conseguir uniformidad y coherencia”, ha declarado el Director de Arbitraje de la FIFA, Massimo Busacca, quien arbitró en dos ediciones de la Copa Mundial de la FIFA. “Queremos compartir toda la información que necesita un árbitro que desea prepararse para las dos competiciones más importantes, la Copa Mundial y la Copa Mundial Femenina”.

Como en los seminarios de Doha (para los árbitros de la AFC, la CAF y la OFC) y de Miami (para los árbitros de la CONCACAF y de la CONMEBOL), el de la UEFA incluyó árbitros y árbitras. "Los hombres y las mujeres tienen que trabajar juntos, porque estamos convencidos de que ésta debe ser nuestra filosofía", asegura Busacca. “Hemos observado los excelentes resultados que se obtienen con esta política de integración, especialmente en el tema de la preparación táctica. Considero que es el camino a seguir y el mejor planteamiento para preparar a los árbitros para las competiciones de la FIFA”.

El seminario, que se dividió en sesiones específicas, abarcó pruebas de forma física, clases teóricas, arbitraje con asistencia de vídeos y módulos prácticos con jugadores locales. La intensidad y la variedad de las sesiones proporcionaron ejemplos claros del incremento de las exigencias físicas y mentales del arbitraje en el fútbol de élite.

“Cuando más profundo sea el conocimiento del juego, mejores serán los resultados”, afirma el responsable de arbitraje de la FIFA. “Pero el aspecto físico complementa el mental. En el fútbol moderno, se producen muchísimos contraataques y a gran velocidad. Requiere mucha más agilidad y explosividad".

“Queremos usar esta tecnología para revisar situaciones claras, no casos dudosos”, comenta Busacca tras presenciar una demostración de arbitraje con Asistencia de Vídeo. “Queremos que el árbitro no pierda su personalidad y que tenga el poder de ser el primero en tomar una decisión”.

La selección arbitral
El inglés Mark Clattenburg conoce bien las presiones del arbitraje, no en vano pitó recientemente la final de la Liga de Campeones de la UEFA 2016, la final de la EURO de la UEFA 2016 y la final de la Copa de Inglaterra, todo ello en el espacio de pocos meses. “Fue un honor increíble y aprendí mucho”, declara el inglés sobre la experiencia. “Sin embargo, ahora estoy concentrado en trabajar con ahínco, en tratar de erradicar cualquier error que haya podido cometer la pasada temporada y en mejorar la calidad de mi arbitraje. Por eso me parece fantástico que la FIFA lleve a cabo estos seminarios. Nos brindan la oportunidad de mejorar, de aprender de las experiencias recientes de otros compañeros en las competiciones, para buscar la uniformidad en todos los continentes”.

Clattenburg, al igual que los otros 71 participantes, se encuentra plenamente concentrado en tratar de alcanzar con su arbitraje los máximos escenarios del fútbol mundial: Rusia en 2018 y Francia en 2019. “Los preparativos empiezan ahora”, manifiesta. "Este curso nos ofrece la oportunidad de empezar a trabajar para intentar que nos seleccionen y, con suerte, representar a nuestras naciones en los Mundiales masculino y femenino. Es maravilloso arbitrar en el Mundial, donde te encuentras con jugadores de todo el mundo, con estilos y tácticas diferentes”.

Efthalia Mitsi, de Grecia, quien se dedica profesionalmente al arbitraje desde 2005 y ha pitado en la Copa Mundial Femenina de la FIFA Canadá 2015, se hace eco de las palabras de Clattenburg. “Nos ha venido muy bien compartir experiencias y aprender los unos de los otros”, manifiesta. “Todos tenemos que mejorar en algún aspecto, ya sean táctico, técnico o físico. Como árbitra de este nivel me parece importante marcarse objetivos y cumplirlos”.

“Somos como una selección nacional”, explicó el Director de Arbitraje de la FIFA, Massimo Busacca, a los participantes en su discurso de clausura. “Cuando vamos a competiciones tan importantes, cada uno de nosotros tiene que ser muy bueno, pero además debemos formar una unidad, un equipo, una familia, para garantizar el éxito en las más altas competiciones. Ganamos o perdemos juntos”.