• Lionheart in the Community (LITC) ofrece formación para la integración en la vida laboral y educación sanitaria a través del fútbol
  • LITC trabaja en comunidades desfavorecidas, incluidas las del sudeste de Londres
  • La organización recibe el apoyo del programa Football For Hope de la FIFA

Vince Lee ha recorrido centenares de veces el camino que va de su casa al Centro Damilola Taylor. Nacido y criado en Peckham, barrio del sureste de Londres, este respetado entrenador con experiencias en Estados Unidos y equipos ingleses como Milwall y Chelsea, conoce bien una zona con alto grado de delincuencia producto de las drogas.

Ahora se dirige al Centro Damilola Taylor para impartir una sesión de entrenamiento de Football for Hope en nombre de Lionheart in the Community (LITC), una organización benéfica que proporciona formación para la iniciación en el mundo laboral y educación sanitaria a través del fútbol.

"La sesión de Football for Hope es especial para mí", explica Lee a FIFA.com. "En este centro empecé mi carrera, y hemos visto muy buenos ejemplos de exalumnos que han conseguido las acreditaciones de entrenador que concede la organización. Yo me fui al extranjero y he pasado por diferentes clubes, pero siempre vuelvo y me reciben con los brazos abiertos".

Lee también obtuvo sus primeros diplomas técnicos en este centro. Actualmente, como director de Entrenamiento Deportivo del LITC, brinda oportunidades a los jóvenes y no solo en el fútbol.

"Tratamos de implicar a los jóvenes", afirma. "Informamos sobre el VIH y estilos de vida saludables, así como formación para acceder al mundo laboral o técnicas para el crecimiento personal. El fútbol es el vehículo que utilizamos. Apartamos a los chicos de los peligros de las calles, y les ofrecemos una plataforma para el desarrollo".

Una tragedia y un objetivo
El recinto recibe el nombre de Centro Damilola Taylor desde 2002, año en el que se dedicó a la memoria de Damilola, un escolar nigeriano de diez años dirigido por el técnico al que dos adolescentes asesinaron en 2000. "Había asistido a la sesión aquel día", comenta Lee. “No venía muy a menudo porque acababa de llegar al país. Fue muy triste lo que pasó".

Aquella trágica historia pone de manifiesto la necesidad de poner modelos de buena conducta a disposición de los jóvenes mediante sesiones de Football for Hope y otros programas.

Perspectiva e ilusiones
"La palabra 'esperanza' es la razón de todo lo que hacemos", declara Lionel Foy, director del LITC. "Queremos infundir en las personas que practican el fútbol y deporte en general la esperanza de poder superar toda dificultad en las que se encuentran. Muchos de los jóvenes aquí presentes proceden de comunidades sin estructura familiar, y nos encontramos con que la participación en un deporte de equipo les sirve para desarrollar esas cualidades".

De nuevo en la sesión, un adolescente va y viene de un lado a otro con un portapapeles. Es Harold, uno de los alumnos del entrenador Lee.

"Quiero conseguir más acreditaciones", comenta Harold. “He encontrado algo que me interesa, y quiero dedicarme a ello el resto de mi vida. Si solicito un empleo, puedo decir que he trabajé como voluntario y eso es bueno para mi historial. Quiero salir al extranjero y perfeccionar mi formación".

La influencia de Lee en los jóvenes mezcla magia en el terreno de juego, pero también lecciones fuera del mismo. "Fui padre por primera vez el año pasado. Cuando tramité el certificado de nacimiento, me sentí muy orgulloso de poner 'entrenador de fútbol' en el apartado 'profesión'. Le debo mucho al centro y a la gente que me dio la oportunidad de labrarme esta carrera", concluye el formador.

Una vez guardado el material deportivo, Lee vuelve a casa. Los focos ya están apagados, pero gracias al trabajo del técnico y del LITC, el centro sigue iluminando las calles del barrio como un faro de esperanza y optimismo para sus jóvenes.

Este reportaje se inscribe en la serie de FIFA.com sobre las ONG que forman parte de Football for Hope, la iniciativa mundial de la FIFA que ayuda a mejorar las vidas de los jóvenes a través del fútbol.