Varios de los mejores árbitros del mundo asistieron a un seminario de una semana de duración para potenciales colegiados de la Copa Mundial de la FIFA Rusia 2018™. El curso se ha celebrado en el Centro Técnico Federal de Coverciano, en Florencia (Italia).

Un total de 61 árbitros de élite de las seis confederaciones siguieron el seminario teórico y práctico impartido por Pierluigi Collina, Presidente de la Comisión de Árbitros de la FIFA, y Massimo Busacca, Director del Departamento de Arbitraje de la FIFA, en el que también participaron los principales responsables de arbitraje de las seis confederaciones, que son miembros de la Comisión de Árbitros de la FIFA.

El objetivo de Collina, Busacca y todos los demás instructores era preparar a los árbitros para la competición más grande e importante del deporte rey, el Mundial.

Durante el seminario se abordaron varios temas principales, como la protección de los futbolistas y la imagen del juego, la coherencia y la uniformidad, la lectura del juego desde una perspectiva técnica y táctica, y la comprensión de diversas mentalidades de los jugadores y los equipos.

Además, a lo largo de la semana se revisaron vídeos de situaciones reales de partidos y se participó en sesiones formativas prácticas con jugadores, que se grabaron para que los árbitros pudiesen recibir al instante los comentarios de los instructores.

“Buscamos uniformidad y coherencia en nuestras actuaciones, para nosotros es algo fundamental”, declaró Busacca.

El seminario se dividió en sesiones concentradas con pruebas de aptitud física, clases teóricas, arbitraje asistido por vídeo y sesiones prácticas con jugadores locales.

“Durante este seminario, los árbitros han tenido que probarnos que merecen estar en la lista de potenciales candidatos para la Copa Mundial de la FIFA™, y todavía deben demostrar que lo merecen”, indicó Collina.

“Su desempeño, sobre todo en las sesiones prácticas dentro de la cancha, les da la oportunidad de entrenarse en distintos ámbitos y de tener experiencias que les servirán en el terreno de juego”.

El uso de árbitros asistentes de vídeo (AAV) fue uno de los principales temas del seminario, y todas las sesiones teóricas de las aulas estuvieron seguidas por una aplicación práctica en el campo.

“El sistema de AAV se ha desarrollado para proporcionar al árbitro un apoyo adicional. El mensaje transmitido aquí a los árbitros de los partidos fue claro: queremos que estén preparados y que tomen decisiones correctas. Ése era el objetivo del seminario. Si se produce algo a todas luces erróneo, el AAV los ayudará. Queremos preservar el flujo fundamental del juego y, como siempre, la primera y la última decisión corresponden al árbitro", , explicó Busacca.

"Ésa es nuestra filosofía, y a los árbitros se les han explicado y demostrado estos principios, además de la aplicación práctica de la tecnología, en el marco de un programa de formación en curso”.

“Queremos emplear esta tecnología para revisar situaciones claras, no casos dudosos. Queremos que el árbitro conserve su personalidad y tenga la potestad de tomar la primera decisión", añadió Collina.

"Con el tiempo, a medida que se disputen partidos y se lleven a cabo sesiones de formación en las que reproduzcamos situaciones de partidos mediante el uso de la tecnología más moderna, el entendimiento entre los árbitros y los AAV irá mejorando”.

Preparados para las próximas competiciones de la FIFA
Incluso los participantes más experimentados consideraron que el curso resultó muy útil e importante para su rendimiento dentro de la cancha.

“Las sesiones teóricas del aula son fundamentales para mí y para todo el equipo de arbitraje”, reconoció el sueco Jonas Eriksson.

“Llevaremos al terreno de juego lo que aprendemos aquí, intentaremos aplicarlo de la mejor forma posible. Por eso es importante que la FIFA organice estos seminarios. Nos dan la oportunidad de mejorar, de aprender de las experiencias recientes de nuestros colegas en los torneos y de obtener una uniformidad entre todos los continentes”.

El ruso Sergey Karasev, al igual que los otros 60 participantes, se marcó como meta clara intentar arbitrar en el escenario máximo, los campos de su país natal en 2018.

“Este curso nos da la oportunidad de ir un paso más allá en nuestro trabajo, para intentar ser elegidos para la mayor competición del mundo y poder representar a nuestras naciones en la Copa Mundial de la FIFA™”, afirmó Karasev.

“No tengo palabras para expresar las emociones que siento ante la perspectiva de poder arbitrar partidos de la competición deportiva más importante del mundo. Es mi sueño desde siempre, y me sentiría muy orgulloso de arbitrar en la Copa Mundial de la FIFA™ en mi país”.

Busacca señaló que, durante la semana que pasaron en Italia, los árbitros demostraron estar listos para dirigir partidos de alto nivel, en los próximos torneos de la FIFA.

“En mi opinión, estos árbitros responden a las expectativas, no cabe duda”, dijo a modo de conclusión. “El primer torneo, la Copa Mundial Sub-20 de la FIFA de la República de Corea, empieza en mayo. Tenemos que estar listos, y ellos ya lo están. Han sido capaces de aumentar sus competencias cada día. Esto demuestra la fuerte mentalidad de los árbitros".

"Queremos contar con los mejores para nuestros torneos. Empezamos casi inmediatamente después del Mundial de Brasil, hace tres años, con el primer seminario, y a medida que nos aproximamos a la Copa Mundial de la FIFA Rusia 2018 obtenemos frutos cada vez mayores de nuestro trabajo. Estoy contento con el trabajo que hemos hecho hasta ahora, aunque todavía nos queda mucho por conseguir”.