En 2016, la FIFA realizó una encuesta sobre el fútbol juvenil con el fin de recabar información sobre la situación de esta disciplina en el ámbito mundial. Se concibió teniendo en mente una evaluación del apoyo que se requerirá en los años venideros, así como una recopilación de comentarios para adaptar nuestros servicios a las necesidades reales. El sondeo recopiló datos de nueve áreas clave que atañen al fútbol juvenil, entre las que figuran sus competiciones, su gestión y la percepción pública de este deporte y el análisis se realizó por CIES.

Un total de 178 federaciones miembro (FM) respondieron al cuestionario distribuido, lo cual equivale a una tasa de respuesta de casi un 85%. Esta acogida tan positiva ha permitido a la FIFA sacar conclusiones y formular recomendaciones que pueden ponerse en práctica en todas las confederaciones, según las necesidades concretas de cada zona. La encuesta concluyó en junio de 2016.

Entre la información obtenida, cabe destacar la siguiente:

  • Existen brechas entre las ligas nacionales juveniles y las selecciones nacionales juveniles (FM que cuentan con selecciones nacionales, pero sin ligas nacionales juveniles)
  • Una media de cinco personas por FM se dedica al fútbol juvenil
  • La mayoría de federaciones miembro cita a la FIFA como una "parte interesada" en el fútbol juvenil
  • En un 78.8% de las FM, el fútbol juvenil se beneficia de una infraestructura financiada por la FIFA
  • El 13.2% del presupuesto general de las FM se invierte en el fútbol juvenil
  • Se tiene la impresión de que la inversión es una prioridad para el desarrollo del fútbol juvenil
  • El fútbol juvenil se percibe como un buen sector para inversiones en tan sólo un 20.8% (masculino) y un 12.4% (femenino) de las FM

Basándose en esta información, la FIFA podrá analizar mejor y ayudar al desarrollo del fútbol juvenil en las federaciones miembro de todo el mundo estableciendo estándares para sus programas de desarrollo. De acuerdo con los resultados de este sondeo, la FIFA seguirá, a través de su programa Forward y en consonancia con dos de los principales objetivos de FIFA 2.0, desarrollando el fútbol, poniéndolo al acceso de niñas y niños en todo el planeta y ofreciendo oportunidades a los jóvenes jugadores con apoyo personalizado para el desarrollo del fútbol juvenil en todos los continentes.