• Kirby, ilusionada con la EURO Femenina tras un año lesionada
  • La delantera deslumbró en Canadá 2015
  • Inglaterra, una de las principales aspirantes al título

“Me traía sin cuidado si marcaba goles o no, me daba igual cómo entraba el balón en la portería. Sólo era feliz de poder jugar al fútbol después del año que había pasado”.

Estar en el dique seco es lo más duro para los futbolistas. Relegados del lugar en el que se sienten más cómodos, la cancha, tienen que buscar algún resquicio de luz que les mantenga la moral alta entre interminables sesiones de rehabilitación y gimnasio hasta tener de nuevo el balón en los pies.

A sus 24 años, la inglesa Fran Kirby puede llevar la cabeza muy alta sabiendo que ha sorteado felizmente un camino de dudas y desesperación. La jugadora está a punto de participar en la EURO Femenina de la UEFA con confianza renovada, tras superar dos lesiones, una de rodilla y otra de tobillo, que la han amargado los últimos 12 meses.

“Personalmente, he pasado un año muy duro”, cuenta a FIFA.com desde la concentración de entrenamiento de la selección en Valencia (España). “Me ha costado mucho sobreponerme. Durante la lesión, ha habido momentos en los que he tocado fondo. No sabía cuándo podría regresar, cuándo volvería a entrenar. Tenía prohibido hacer ciertas cosas. Incluso cuando regresé, sufrí otro pequeño contratiempo. Fue muy duro”.

Adivina quién está de vuelta...

Kirby nos había hablado anteriormente con valentía de sus problemas con la depresión, pero la ayuda recibida de una red de apoyo muy sólida y su capacidad para transformar estos reveses en una oportunidad la han sacado a flote. “Me ha rodeado gente magnífica”, afirma sobre la normalidad de comidas y películas compartidas con sus compañeras y la unidad familiar del Chelsea, decisivas tras el ingrato trabajo en el gimnasio.

“Dentro de todo, he tenido la suerte de poder hacer cosas que de otro modo no habría hecho y de trabajar en mi persona como necesito fuera de los terrenos de juego. Creo que me ha servido para crecer como jugadora y como persona. He salido un poco de mi caparazón, porque, como no podía comunicarme dentro del campo, no me ha quedado más remedio que comunicarme fuera de él”.

Cuando regresó, lo hizo a lo grande. Con dos titularidades y tres participaciones como suplente, completó con el Chelsea una Serie de Primavera de la Súper Liga Femenina inglesa triunfal, donde marcó seis goles y se proclamó máxima anotadora. Con su otro tanto para Inglaterra contra Suiza ha dejado claro que llega a la competición con la maquinaria perfectamente engrasada.

“No paraba de pensar qué pasaría si saltaba al terreno de juego y me veía incapaz de rendir como antes de la lesión’”, admite la delantera. “Ahora llego a la EURO sabiendo que todavía puedo marcar goles y crear ocasiones. Proclamarme máxima goleadora de la serie de primavera ha supuesto un espaldarazo tremendo. Si en mi regreso no hubiera logrado marcar ningún gol, posiblemente habría dudado de mis capacidades”.

¡Día de partido! Chelsea vs Manchester City, 7pm
Me encanta estar de vuelta haciendo lo que más me gusta: túneles y goles

Inglaterra aspira a colgarse una medalla en los Países Bajos, no en vano fue el mejor equipo europeo de la Copa Mundial Femenina de la FIFA Canadá 2015, donde Kirby irrumpió en los escenarios internacionales.

 

Las Leonas empezarán la EURO reavivando la apasionada rivalidad con la vecina Escocia. y aunque el 19 de julio ambas selecciones jugarán por el orgullo, las inglesas tienen la mira puesta en objetivos mucho más elevados y, gracias a su experiencia en Canadá, llegan mucho mejor equipadas.

“Todo se reduce a conocer la presión y a saber gestionarla”, insiste Kirby. “Incluso contra Alemania en el partido por el tercer puesto, cargábamos con esa presión de ‘si no ganamos este encuentro, nos vamos a casa sin ninguna medalla’. Por desgracia, caímos en las semifinales y sabemos cuánto duele eso. No queremos que nos pase otra vez”.