Mientras el mundo del fútbol cuenta los días que faltan para que el 19 de septiembre se presenten en París el emblema oficial y el lema oficial de la Copa Mundial Femenina de la FIFA Francia 2019™, seguimos recordando los diez momentos más memorables de la historia de la Copa Mundial Femenina de la FIFA.

El momento
Estados Unidos llegó a la Copa Mundial Femenina de 2011 doliéndose todavía de la humillante derrota por 4-0 sufrida en semifinales contra Brasil cuatro años antes. Cuando volvieron a encontrarse con las sudamericanas en cuartos de final en Alemania, Abby Wambach y las veteranas de aquella derrota sintieron que había llegado el momento de tomarse la revancha. “Se habían regodeado delante de nosotras”, explicó Wambach sobre las celebraciones de las brasileñas en 2007. “Nos acordábamos muy bien de aquello y se lo explicamos a nuestras jugadoras más jóvenes para que se enteraran bien del significado que tenía aquel partido”.


 

¿Por qué fue tan especial?
El gol en sí mismo fue soberbio. Wambach acertó en la puerta rival con magnífico y valiente remate de cabeza de un centro impresionante de Megan Rapinoe. “El pase de Rapinoe fue probablemente el mejor de todo el torneo”, explicaría después la goleadora a FIFA.com. Sin embargo, ha entrado en la historia del fútbol por el contexto en el que se marcó: en el minuto 122 de la prórroga, cuando Estados Unidos se encontraba a punto de caer de nuevo ante Brasil. Estados Unidos terminaría por ganar aquel partido en la tanda de penales subsiguiente. En 2015, antes del último Mundial femenino, el cabezazo de Wambach quedó en primer lugar en una votación llevada a cabo por FIFA.com para elegir el mejor gol de la historia de la competición.

Las palabras de la goleadora
“El poder de ese gol es impresionante. La gente me dice constantemente que se acuerda de dónde estaba cuando sucedió todo. Es fantástico haber formado parte de aquello, pero creo que es mucho mejor todavía considerar el aspecto evolutivo, ver dónde estaba el fútbol en aquel momento y la trayectoria que ha seguido desde entonces. Fue algo así como un momento decisivo, no solo para mí y mi carrera, sino para todo el equipo. En Estados Unidos, aquella jugada de 2011 contra Brasil otorgó plena relevancia al fútbol femenino”.

Pulsa “play” para volver a ver el gol de Wambach, y haz clic aquí para conocer más detalles de este momento inolvidable.