Mientras el mundo del fútbol cuenta los días que faltan para que el 19 de septiembre se presenten en París el emblema oficial y el lema oficial de la Copa Mundial Femenina de la FIFA Francia 2019™, seguimos recordando los diez momentos más memorables de la historia de la Copa Mundial Femenina de la FIFA.

El contexto
En 1999, en calidad de anfitrionas, las estadounidenses aspiraban a conquistar su segundo título del mundo después de no haber pasado del tercer puesto en Suecia 1995. En la final disputada ante 90.000 aficionados en el Rose Bowl de Pasadena (California), ni Estados Unidos ni la RP China consiguieron abrir el marcador en un total de 120 extenuantes minutos. El campeón se decidiría a los penales. Entonces, Brandi Chastain dio un paso al frente.

¿Por qué fue tan especial?
Cuando el lanzamiento con la zurda de Chastain entró por la escuadra izquierda de la meta que guardaba la china Gao Hong, la goleadora se quitó inmediatamente la camiseta, hincó las rodillas y alzó los ojos al cielo en éxtasis. Todos los gestos de aquel momento ilustran las profundas emociones que marcar el gol del triunfo en un Mundial puede suscitar en una persona. Aquella conquista del Mundial en suelo patrio consiguió que multitud de mujeres y niñas de todo el territorio estadounidense empezaran a jugar al fútbol. La celebración de Chastain representa un momento especialmente emblemático, uno de esos instantes que, al recordarlos, todas esas mujeres pueden decir: “Me acuerdo perfectamente de dónde estaba cuando sucedió”.

Las palabras de la goleadora
"No me imagino la vida sin esa imagen. Creo que no dormí demasiado los dos meses siguientes. Me llena de orgullo saber que la fotografía abrió las puertas a algo que había permanecido en el anonimato durante tanto tiempo: el fútbol femenino, y se convirtió en una especie de ventana por la que la gente se asomó para ver el fútbol femenino posiblemente por primera vez".

Pulsa “play” para volver a disfrutar del gol del Chastain, y haz clic aquí para conocer más detalles sobre este momento inolvidable.