Desarrollo

Wildcats promueve el fútbol femenino en Inglaterra

(FIFA.com)
FA Wildcats - FIFA Forward (2)
© FIFA.com
  • La iniciativa Wildcats de la FA entrena a niñas de entre 5 y 11 años
  • Cuenta con financiación del programa Forward de la FIFA
  • La FA busca duplicar el número de mujeres futbolistas en Inglaterra antes de 2020

Cuando se iniciaron en el fútbol, Jill Scott, Toni Duggan y muchas otras internacionales inglesas no tuvieron más remedio que jugar en equipos masculinos debido a la falta de iniciativas futbolísticas pensadas para chicas en sus ciudades natales.

Actualmente, en cambio, el programa Wildcats de la Federación Inglesa de Fútbol (FA) ofrece a las jóvenes futbolistas la posibilidad de jugar al fútbol con otras niñas.

La iniciativa, que está pensada para niñas de edades comprendidas entre los 5 y los 11 años y en la que se han invertido 1.048.000 dólares procedentes del programa Forward de la FIFA, echó a andar en 2017 en el marco de la estrategia mediante la cual la FA pretende duplicar antes de 2020 el número de niñas que juegan al fútbol en Inglaterra.

Teniendo en cuenta que las iniciativas futbolísticas pensadas para niñas de esas edades eran prácticamente inexistentes, resultaba evidente que quedaba mucho por hacer en lo que a fomentar la participación femenina se refiere. 

Tras el éxito alcanzado el primer año con la creación de 200 centros en cada uno de los cuales se atiende normalmente a unas 30 niñas, la FA ha ampliado la iniciativa con la implantación de otros 772 centros por todo el país en 2018.

“Desde que la iniciativa SSE Wildcats echó a andar, las niñas participantes se han mostrado entusiasmadas por seguir aprendiendo y jugando al fútbol”, declara Kelly Simmons, Directora de Participación y Desarrollo de la FA.

Vídeo: la iniciativa SSE Wildcats de la FA.

“Los centros están teniendo un gran éxito y para nosotros será un placer poder ampliar considerablemente el alcance de la iniciativa en 2018. Nada de esto habría sido posible sin el apoyo económico del programa Forward de la FIFA, y estamos agradecidos por tener la posibilidad de ofrecer a una proporción mucho mayor de niñas de nuestro país la oportunidad de disfrutar del fútbol en un entorno seguro y motivador”, añade.

Divertirse, hacer amigas y jugar al fútbol
Esa es la filosofía de SSE Wildcats, un nombre elegido por las propias niñas que asisten a los centros. La iniciativa busca fomentar y alimentar la pasión de las niñas por el fútbol de una manera que se adapte a sus necesidades.

“Para algunas de estas pequeñas se trata de la primera vez que dan una patada a una pelota, así que nos corresponde asegurarnos de que se lo pasen lo mejor posible”, explica Rachel Pavlou, Directora de la FA para el Desarrollo del Fútbol Femenino en Inglaterra y Experta FIFA en materia de Desarrollo del Fútbol Femenino.

“En su momento observamos que lo único que las niñas de estas edades [5-11] buscaban era jugar al fútbol y socializar con sus amigas, pero también nos percatamos de que sentían que no tenían la posibilidad de hacerlo en el entorno adecuado. La iniciativa SSE Wildcats está siendo un éxito porque hemos escuchado a las niñas participantes. No en vano, el nombre, los pósteres y los trípticos de promoción del programa son obra de las niñas”, continúa.

“La comunicación entre niñas y entrenadores es excelente y se centra en hacer que se lo pasen bien con el fútbol”, añade.

La comunicación ha sido uno de los aspectos clave del proyecto. Todo este proceso no solo ha resultado útil a las niñas en su experiencia futbolística, sino que ha tenido una repercusión positiva notable en su desarrollo social. “Es mucho lo que el fútbol puede hacer por estas niñas”, señala Pavlou.

“Los padres aseguran que sus hijas han ganado confianza en sí mismas, hablan más sobre deporte y salud y están creciendo como personas gracias a este programa, y eso es exactamente lo que buscamos”, sentencia.

Programa Forward de la FIFA
Desde los equipamientos de las Wildcats hasta balones de diferentes tamaños y colores, las necesidades del proyecto se financian con fondos del programa Forward de la FIFA, una iniciativa que busca mejorar la forma en que el órgano rector del fútbol mundial fomenta el desarrollo del fútbol por todo el planeta.

“El proyecto Wildcats de la FA es sencillamente asombroso porque a través del fútbol ofrece a muchas niñas de Inglaterra la oportunidad no solo de socializar en un entorno seguro, sino también de formar parte de una sociedad abierta que educa a las chicas y contribuye a empoderarlas”, asegura Bjorn Vassallo, Director Regional de Federaciones Miembro de la FIFA para Europa.

“En materia de fútbol, el programa dota a estas pequeñas de las destrezas técnicas necesarias. Ofreciendo a más niñas la posibilidad de practicar este deporte, la FIFA está haciendo una gran apuesta por el fútbol femenino y adoptando el compromiso de fomentar el desarrollo técnico global. Para la FIFA es un auténtico placer poder apoyar a la FA en la implementación de este proyecto”, concluye Vassallo.

“Contar con financiación de la FIFA nos da la oportunidad de poner en marcha nuestros propósitos y cumplir nuestros objetivos”, asegura Pavlou. “Nos preocupaba no poder ofrecer a las niñas de entre 5 y 11 años las mismas oportunidades futbolísticas, algo que solo ocurría en edades posteriores. Ahora sí podemos hacerlo y es por medio de los SSE Wildcats. Estamos muy orgullosos de que así sea y si lo hemos conseguido es gracias a la FIFA, que nos ha dado su apoyo en este empeño”, añade.

En su intento de duplicar antes de 2020 el número de niñas que juegan al fútbol, la FA está ya recogiendo los frutos de esta apuesta y recientemente anunció que se ha registrado un incremento anual del 15,9 por ciento en la cifra de equipos de minifútbol compuestos solo por niñas.

Encontrarse entre amigas y en un entorno formado exclusivamente por chicas resulta clave a la hora de fomentar la pasión de las niñas por el fútbol y ha servido para que muchas pequeñas ganen la confianza necesaria para dar el siguiente paso en su trayectoria futbolística: recalar en las filas de un club. 

“Cuando tengan 12 años, estas niñas habrán desarrollado una auténtica pasión por el fútbol y contribuirán a incrementar las cifras de chicas de esa edad que practican este deporte, y así sucesivamente en las franjas etarias posteriores. Tengo la firme convicción de que estamos en el buen camino en nuestro intento de fomentar la práctica del fútbol entre las chicas de todas las edades”, concluye.

Quién sabe, quizás las componentes de la próxima generación de internacionales inglesas tengan en común el haberse iniciado como futbolistas en el marco de la iniciativa Wildcats.

Notas recomendadas