La FIFA tiene la misión de desarrollar el fútbol en todo el mundo y para todos. Por eso, los éxitos de la Copa Mundial de la FIFA se reinvierten en proyectos de desarrollo y redistribución de los recursos de la comunidad futbolística.