Un ambicioso proyecto de energía solar ha permitido que Guam reduzca los costes del mantenimiento del césped artificial y la iluminación, con lo que potencia el desarrollo de su fútbol.