En los últimos años el fútbol femenino ha experimentado un crecimiento extraordinario, tal y como pudo verse ya en la Copa Mundial Femenina de la FIFA Canadá 2015. La FIFA quiere continuar promoviendo el fútbol femenino, y se plantea un ambicioso objetivo: que para el Mundial de 2019 sean 45 los millones de mujeres que estén directamente vinculadas a este deporte.