A muchos aficionados al fútbol les sorprenderá saber que, pese a su prolongada asociación con el Liverpool Football Club, Anfield podría pertenecer actualmente al acérrimo rival, el Everton, de no haber sido por un desacuerdo sobre el arriendo. El estadio se convirtió en el hogar de los Reds hace más de un siglo, y en él se han vivido momentos realmente memorables, incluidos los idílicos tiempos de Bill Shankly y Bob Paisley, quienes han dado sus nombres a sendas puertas del estadio.

Anfield se construyó especialmente para el Everton. El club necesitaba un terreno cercado para jugar después de haber atraído grandes cantidades de público al cercano Stanley Park. John Houlding, el entonces presidente de los Toffees, negoció un contrato con un fabricante de cerveza de la ciudad para alquilar el solar, y el recinto se inauguró en 1884. El Everton se impuso al Earlstown por 5-0 en el primer partido disputado en el recinto. 

A continuación, Houlding adquirió todo el terreno al cervecero y exigió un alquiler más elevado al club, puesto que el Everton había conquistado un campeonato en 1891 y se estaban renovando las instalaciones para dar cabida a más aficionados de pago. Los miembros del Everton se cansaron de sus exigencias, compraron el solar que con el tiempo se convertiría en Goodison Park y abandonaron Anfield.

Houlding se quedó con estadio y sin equipo. Por consiguiente, fundó el Liverpool Football Club en 1892. Un año después, el club ganó su primer partido de liga en Anfield contra el Lincoln City por 4-0. Tras ascender con comodidad a la segunda división del campeonato en su primera temporada, el Liverpool conquistó su primer título de primera división en la campaña 1900/01, al que siguió un segundo en 1906. Las reformas del estadio habían continuado sin cesar hasta ese año, en el que se construyó la tribuna Spion Kop, famosa en el mundo entero y conocida simplemente como The Kop.

Dos títulos de liga después, The Kop se renovó para alcanzar un aforo de 30.000 localidades en 1928. Las continuas modernizaciones hicieron posible que Anfield albergara enormes cantidades de espectadores, hasta el punto de que 61.905 personas abarrotaron el estadio en 1952 para presenciar el encuentro entre el Liverpool y el Wolverhampton, en lo que constituye un récord de asistencia para el club.

Comienza la era Shankly
La era dorada del club se vislumbraba en el horizonte aquel día de 1959 en el que Shankly tomó las riendas del equipo. El nuevo entrenador transformó un pequeño cuarto próximo a los vestuarios de Anfield, donde se guardaban las botas de los jugadores, en una sala de reuniones informales para los entrenadores. Acababa de nacer la legendaria Boot Room (‘Sala de las botas’). 

Entre aquellas cuatro paredes, la estancia se convirtió en un semillero de innovaciones tácticas, en una fuente de talento para descubrir nuevas figuras y en un centro para la preparación de los futuros entrenadores del Liverpool. Shankly, Paisley, Joe Fagan, Reuben Bennett y Tom Saunders están considerados los miembros fundadores de la Boot Room. Los tres primeros ganaron en conjunto la asombrosa cantidad de diez campeonatos de primera división y cuatro Copas de Europa.

Además de transformar la Boot Room, Shankly espoleó la remodelación de Anfield, disgustado por las condiciones del estadio que había heredado. En 1963, después de que el equipo consiguiera de nuevo el ascenso a la primera división, se construyó una nueva tribuna en Kemlyn Road. Los graderíos de Anfield Road se edificaron después de que el estadio fuera testigo de uno de sus partidos más memorables: la victoria del Liverpool por 5-0 sobre el Arsenal, con goles de Ian St. John, Alf Arroswmith, Roger Hunt y un doblete de Peter Thompson, y el triunfo en la máxima categoría de la liga por primera vez en más de dos décadas.

Anfield, bajo los focos
El ambiente de Anfield forma parte de la mitología futbolística, y ninguna ocasión encarna el deslumbrante espectáculo que ofrecen las gradas del estadio como los grandes partidos de las competiciones europeas en los que participa el Liverpool. El club dio sus primeros pasos en el fútbol continental con Shankly en el banquillo, tras el triunfo en la primera división mencionado anteriormente. La historia de amor entre el club y la Copa de Europa se hizo patente con la victoria por 3-1 registrada en la ida de la semifinal contra el Inter de Milán, a la postre campeón. Hunt, St. John e Ian Callaghan fueron los autores de los goles ante 54.000 espectadores completamente entregados.

The Kop tuvo que esperar hasta que el sucesor de Shankly, Paisley, se hiciera cargo del equipo, para vibrar con la hegemonía europea de su club. Tras la victoria en la Copa de la UEFA en la última temporada de Shankly, y de nuevo en 1976 a las órdenes de Paisley, los incondicionales de Anfield clamaban a voz en grito exigiendo la conquista de la orejona

El partido de vuelta de cuartos de final contra el Saint-Etienne quedará por siempre en el recuerdo de todos los que se congregaron en Anfield aquella noche. Los subcampeones del año anterior llegaron al partido con la ventaja de 1-0 conseguida en la ida. Kevin Keegan inauguró el marcador en el minuto 2, pero los visitantes igualaron el encuentro y pusieron en 2-1 el resultado agregado. Aunque Ray Kennedy anotó el segundo del Liverpool, la eliminación por la regla de los goles en campo contrario siguió amenazando al equipo hasta que David Fairclough sustituyó John Toshack en los últimos compases. 

Fairclough batió la meta rival delante de una Kop enfervorecida y sentenció el triunfo de los suyos por un resultado global de 3-2. El Liverpool terminaría levantando su primera Copa de Europa con la derrota del Borussia Monchengladbach en Roma.

Anfield vivió muchas más noches europeas para el recuerdo, y ha seguido disfrutándolas en los últimos tiempos. La victoria por 1-0 en la vuelta de la semifinal de la Copa de la UEFA de 2001 contra el gran favorito, el Barcelona, se produjo por gentileza de un penal de Gary McAllister. Como resultado, el Liverpool alcanzó su primera final europea en 16 años. 

El increíble misil de Steven Gerrard en el minuto 86, justo delante de The Kop, contra el Olympiacos aseguró al equipo la clasificación para la fase eliminatoria de la Liga de Campeones de la UEFA en la temporada 2004/05, y se convirtió en uno de los momentos más decisivos de aquella campaña. Contra todo pronóstico, el conjunto rojo se impuso al AC Milan en la final, y de nuevo Gerrard contribuyó a aquel triunfo.

Anfield también ha sido testigo de momentos de infarto, suspense y lágrimas en la competición nacional, como aquel famoso gol de Michael Thomas que decidió el título de primera división en 1988/89 en la última jugada de la temporada, bajo la desesperada mirada del sector de Anfield Road. Uno de los partidos más emocionantes de la historia de la Premier League inglesa se celebró en Anfield en 1996. Al final, los locales vencieron por 4-3 al Newcastle United, tras un choque desquiciado y apasionante, cuyo posible resultado cambiaba con cada gol anotado. Stan Collymore marcó el tanto de la victoria in extremis, en el minuto 2 del descuento.

Ese mismo año, Anfield albergó partidos de la Eurocopa 1996 de la UEFA, mientras que Goodison Park había resultado elegido tres décadas antes para la Copa Mundial de la FIFA 1966™. En el estadio del Liverpool se disputaron tres partidos de la fase de grupos, en los que participaron Italia, Rusia y la República Checa; y un encuentro de cuartos de final, entre Francia y Holanda, que terminó sin goles y se decidió en tanda de penales, saldada con un 5-4 a favor de Les Bleus.

Las mitades azul y roja de Merseyside se han unido en los últimos tiempos para rendir tributo a las 96 víctimas de la tragedia de Hillsborough de 1989, incluido un emotivo homenaje en Anfield en 2013, al que asistieron las directivas de ambos clubes. Últimamente se han negado los rumores sobre la posible construcción de un estadio compartido entre las dos entidades. El Liverpool ha anunciado la intención de modernizar su hogar actual, en lugar de trasladarse a los terrenos propuestos en Stanley Park. Con los planes de incrementar el aforo hasta unas 60.000 localidades, parece que la prolongada y espiritual asociación del Liverpool con su estadio está destinada a adentrarse mucho más en el nuevo siglo.

 

Partidos organizados

Eliminatorias de la Copa Mundial de la FIFA 1978 - Europa

12 oct. 1977
12 oct. 1977
Partido
Grupo 7
Anfield
Liverpool
12oct.
Gales
GalesWAL
Escocia
EscociaSCO
Final del partido
Fin
0-2

Copa Mundial FIFA Corea/Japón 2002, Comp. Prel. UEFA

24 mar. 2001 - 15:00 Hora Local
24 mar. 2001
Partido
Grupo 9
Anfield
Liverpool
24mar.
Inglaterra
InglaterraENG
Finlandia
FinlandiaFIN
Final del partido
Fin
2-1