La FIFA ha publicado datos estadísticos que examinan en detalle los aspectos físicos, tácticos y técnicos de la Copa Mundial Femenina de la FIFA Canadá 2015™ y pueden compararse con las ediciones anteriores del torneo.

Las estadísticas proceden de una interpretación de los datos de lesiones realizada por el Centro de Evaluación e Investigación Médica de la FIFA (F-MARC) y del estudio llevado a cabo por Prozone Sports GmbH, en el que se comparan los datos de análisis de los partidos de Canadá 2015 y Alemania 2011. A la hora de comparar los resultados, es necesario tener en cuenta variables como los elementos ambientales que puedan influir en el partido, el desarrollo técnico y físico de las jugadoras, el aumento de selecciones (de 16 a 24) y de partidos (de 32 a 52) y las diferentes superficies de juego.

La recopilación de datos cuantitativos y cualitativos es una prioridad para la FIFA después de todos sus torneos para poder analizar las tendencias y evaluar de forma continua si es posible introducir mejoras en la organización de los torneos y los programas de apoyo a las asociaciones miembro. Fue especialmente importante en el caso de Canadá 2015 al ser la primera Copa Mundial Femenina de la FIFA™ que se disputó exclusivamente en césped artificial. En los seis estadios, se instaló césped artificial de la más alta calidad con la certificación FIFA RECOMMENDED 2 STAR, desarrollado especialmente por la FIFA para el fútbol profesional.

Antes del torneo, la FIFA habló con las selecciones clasificadas para responder a sus preguntas y abordar los aspectos que les preocupaban acerca de la superficie de juego. Se ha mantenido abierta la comunicación y se ha invitado a varios representantes de las selecciones, tanto jugadoras como miembros del personal, a visitar la sede de la FIFA en Zúrich esta semana para intercambiar información acerca del césped artificial.

La FIFA está convencida de que es su responsabilidad analizar en detalle las opiniones de las selecciones y los resultados relativos a la Copa Mundial Femenina de la FIFA Canadá 2015™ e incorporar estos aspectos en los requisitos que los campos de césped artificial deban cumplir en el futuro. Como primer paso, la FIFA se ha reunido en octubre con representantes del sector y se presentó un nuevo manual de pruebas para campos de césped artificial.

La FIFA está realizando actualmente encuestas y estudios, incluido un cuestionario médico, con el fin de comprender mejor las reacciones de las selecciones y las jugadoras.

Tendencia a la baja en el número de lesiones
Los datos del F-MARC muestran una ligera tendencia a la baja en el número de lesiones por partidos durante las tres últimas ediciones del Mundial femenino. Estos resultados se basan en la información facilitada por los médicos de las selecciones inmediatamente después de los partidos. El informe técnico (pág. 95) de la Copa Mundial Femenina de la FIFA™ cuenta con más información al respecto.

La media de lesiones por partido fue de 2.12 en Canadá 2015, frente a las 2.27 de 2011 y las 2.34 de 2007. La media de lesiones con baja por partido fue de 0.75 en 2015, frente a 1.1 tanto en 2011 como en 2007. No hubo diferencia en el promedio de lesiones de rodilla por partido entre 2011 y 2015 (0.3), mientras que el promedio de lesiones de tobillo por partido disminuyó ligeramente, de 0.34 en 2011 a 0.25 en 2015. La edición de Canadá registró la mayor incidencia de hematomas en comparación con los mundiales femeninos anteriores.

Datos de análisis de partidos
El estudio de Prozone ofrece datos que ayudan a identificar patrones de juego de las dos últimas ediciones de la Copa Mundial Femenina de la FIFA™. En algunos ámbitos, como el promedio de faltas por partido, el porcentaje de pases completados y el número de pases al área, la diferencia entre los resultados de 2011 y 2015 fue mínima.

En cambio, sí hubo una diferencia en el promedio de duelos por partido (incluidas las entradas y el juego aéreo), el cual se incrementó de 155.5 en 2011 a 173.5 en 2015. El porcentaje de tiros a puerta aumentó de un 33.3 % en 2011 a 39.9 % en 2015, y el promedio de goles por partido pasó de 2.69 en 2011 a 2.81 en 2015.

La velocidad media de los pases en 2015 (37.3 km/h) fue inferior a la de 2011 (44.4 km/h). Al mismo tiempo, aumentó tanto el promedio de pases cortos y como el de pases de media distancia por partido: los pases cortos (0-17 m) pasaron de 211.5 a 232.7 y los de media distancia (17-34 m) de 101.5 a 110.1. La velocidad de los pases al área se redujo ligeramente de 43.5 km/h en 2011 a 42.7 km/h en 2015. El promedio de pases en juego por partido fue de 371.8 en 2015 y 341.3 en 2011.

*El estudio Prozone completo está disponible en el enlace adjunto.