Kirguistán ha causado sensación en toda Asia al registrar la mejor ascensión del continente con los 16 puestos escalados en la edición de diciembre de la Clasificación Mundial FIFA/Coca-Cola, donde ocupa ya la 108ª posición. Este logro, que ha aupado a la antigua república soviética al escalón más alto de historia en la jerarquía mundial, resulta más impresionante si cabe por el hecho de que se produce en un mes turbulento para las selecciones asiáticas, en el que las grandes del continente, como Irán, Japón y la República de Corea, han perdido terreno.

La nación se ha visto propulsada en esta ascensión por la inesperada victoria en casa contra Jordania en un clasificatorio para la Copa Mundial de la FIFA Rusia 2018™. Los jordanos partieron hacia Bishkek como incuestionables favoritos tras sus dos triunfos consecutivos, contra Australia y Tayikistán, que los habían situado en el primer puesto del Grupo B con un punto más que los Socceroos. Sin embargo, tras haber empatado a 0-0 con Jordania a domicilio, los locales se prepararon para la vuelta con la intención de dar la campanada.

El partido empezó como estaba previsto, con el dominio de Jordania en los primeros compases. No obstante, los kirguizos se defendieron con valentía y plantearon una gran amenaza al contrataque. El punto de inflexión se produjo en el minuto 3 de la segunda parte, cuando Anton Zemlianukhin, mediocampista de la liga serbia, marcó el único gol del encuentro para otorgar a los suyos la victoria más sorprendente de la jornada.

Una inyección de moral
Con este triunfo, Kirguistán se mantiene en el tercer puesto, por detrás de Australia y Jordania, de un grupo en el que también figuran Tayikistán y Bangladesh. Ahora, su objetivo principal es conseguir el pase para la tercera ronda de clasificación para la Copa Asiática de la AFC 2019.

A esta ascensión por la clasificación mundial ha contribuido además un primer triunfo por 1-3 en su visita a Bangladesh en junio, un resultado que catapultó a la selección 20 puestos, hasta el 157º, en la tabla del mes siguiente. Aunque perdió en casa ante Australia por 2-1, Kirguistán empató a continuación con Jordania y subió nueve escalones, hasta el 146º, en octubre.

Durante ese mismo mes se anotó un 2-2 contra la vecina Tayikistán, seguido de una victoria (2-0) en la vuelta contra Bangladesh, en casa. El mes pasado saltó 22 posiciones, hasta situarse en la 124ª, antes de alcanzar en diciembre el puesto más alto de su historia.

"Gracias al éxito del equipo contra grandes rivales, todo nuestro país se está fijando cada vez más en nosotros", ha declarado Semetei Sultanov, el Presidente de la Asociación de Fútbol de la República del Kirguistán (FFKR). “El gobierno, la prensa y los aficionados está prestándonos más atención, y los clubes extranjeros han renovado su interés por nuestros jugadores".

"Todo el mundo se ha dado cuenta de que nuestros resultados han mejorado, y no sólo los resultados, sino también nuestro juego", añadió. “Nos habíamos dormido durante mucho tiempo mientras todos los demás trabajaban. Ya iba siendo hora de que volviéramos a meternos en la carrera".

Estrellas en el extranjero
Como señala el Presidente de la FFKR, sus estrellas afincadas en ligas extranjeras han sido decisivas durante esta racha de resultados positivos. Del equipo titular alineado en la reciente victoria sobre Jordania, nueve futbolistas ejercen su oficio en el extranjero. Entre ellos destacan el guardameta afincado en las Maldivas Pavel Matiash y el capitán del equipo, el experto defensa Azamat Baymatov, que juega en el Sitra Club de Bahréin. Edgar Bernhardt, de la liga tailandesa, organiza el mediocampo, mientras que en ataque se encuentran Mirlan Murzaev, de la liga turca, y Vitalij Lux, jugador del FC Núremberg II.

Sin embargo, quien acapara la atención es Zemlianukhin. El mediocampista del club serbio FK Radnicki Nis es el máximo goleador del equipo en la campaña de clasificación, con cuatro tantos en su haber. El jugador, de 26 años, anotó un doblete en la victoria contra Bangladesh en el primer encuentro y, después de arañar el empate con Tayikistán desde el punto penal en el tiempo añadido, marcó el gol de la victoria contra Jordania.

"Los hombres que juegan en el extranjero han contribuido a la selección con su experiencia internacional", comentó el seleccionador de Kirguistán, el ruso Aleksandr Krestinin, acerca del rendimiento de su grupo. "Son absolutamente decisivos”.

"Por otro lado, debemos mantener nuestro plan a largo plazo y concentrarnos en la formación del fútbol base y del fútbol juvenil dentro del país. Nuestros jugadores procedentes de la liga nacional tienen mucho talento y un gran potencial, y estoy convencido de que les espera un gran futuro".