En septiembre, Mauricio se enfrentará a Mozambique en su último partido de los preliminares de la CAN 2017 sabiendo que ya está fuera de la competición. Pero eso no significa que los integrantes de la selección se lo vayan a tomar con calma. Ni mucho menos. "Para nosotros el último encuentro es muy importante. Es importante que intentemos ganarlo. Si lo conseguimos, sería la primera vez que Mauricio termina segunda de grupo en los clasificatorios y eso sería un buen augurio para el futuro", explica Joe Tshupula, seleccionador nacional, a FIFA.com.

Para el Club M, ese segundo puesto no sería su mejor resultado hasta la fecha, puesto que tomó parte en la cita continental en 1974, pero también es verdad que entonces sólo tuvo que superar a Lesoto y Tanzania para lograrlo. No obstante, supondría un indicio más del progreso del fútbol en la nación insular. Algo que también se puede comprobar echando un vistazo a la Clasificación Mundial FIFA/Coca-Cola. En junio, Mauricio ocupó la plaza 142º a nivel global, su mejor registro desde mayo de 2007, cuando alcanzó precisamente esa misma posición.

Tshupula, quien también ha entrenado en Bélgica y la RD del Congo, cree que este buen momento de la selección está estrechamente vinculado al creciente interés de los responsables del fútbol mauriciano por los avances de la selección. "Han lanzado una liga profesional y están trabajando a conciencia de cara al futuro. Además, yo estoy considerando a jugadores tanto de fuera como del propio país. El equipo ha respondido bien y ha trabajado duro para alcanzar este objetivo". El técnico, de 44 años, remarca que la tarea no ha sido nada sencilla. "Se trata de un colectivo muy joven y eso significa que hay que tener mucha paciencia".

Trayectoria ascendente
El ascenso de Mauricio en el escalafón no ha sido tan súbito como el de otros combinados, pero sí ha sido constante. En diciembre ocupaba la plaza 174ª, y en los meses siguientes fue subiendo poco a poco, de la 172ª a la 154ª, hasta llegar ahora a la 142ª. Siempre mejorando o permaneciendo en el mismo puesto, nunca bajando.

En los preliminares de la CAN, el Club M derrotó a Ruanda, aunque cayó en la vuelta, en Kigali, y perdió ante la todopoderosa Ghana en casa por 0-2, antes de centrar sus esfuerzos en la Copa de la COSAFA. En el certamen, celebrado en Namibia, Mauricio pinchó contra Lesoto y Malaui, pero cosechó una meritoria victoria por 0-2 frente a Angola, presente en la Copa Mundial de la FIFA 2006™.

Tshupula comparte con nosotros sus ambiciosos retos. "Si queremos progresar, es importante que establezcamos un gran objetivo. Nuestra meta principal es disputar la CAN. Para estar en la cita continental hay que trabajar mucho. No obstante, es algo decisivo para el futuro del fútbol en nuestro país", asegura.

"Ahora mismo, la tarea se presenta complicada porque tenemos un equipo joven, si bien en este deporte todo es posible. Nos emplearemos a fondo para hacerlo lo mejor posible. Para el futuro del fútbol en Mauricio, es fundamental participar en los grandes torneos de África. En cuanto a la Copa Mundial, creo que está fuera de nuestro alcance, porque sólo cinco selecciones africanas van al Mundial. Indudablemente, nosotros nos vamos a esforzar, aunque tenemos que ser realistas".

Otro aspecto al que el entrenador está prestando especial atención es el fútbol juvenil. Mauricio albergará próximamente el certamen sub-17 de la COSAFA. "Espero que en el futuro podamos organizar una competición sub-23, porque es algo vital para el fútbol de este país. Además, en 2019 seremos los anfitriones de los Juegos del Océano Índico, así que estamos ilusionados con todo lo que nos espera".

Entre los clubes que Tshupula ha dirigido en el pasado están dos entidades de la máxima categoría del campeonato de Mauricio, el Cercle de Joachim y el AS Riviere du Rempart. Ahora al cargo de la selección, dice disfrutar del desafío que supone pensar en objetivos a más largo plazo. "En la selección es importante buscar buenos jugadores para conformar un buen equipo. Los objetivos a corto plazo son diferentes cuando se trata de un club y de un país. Para un seleccionador, lo principal es mantener la concentración y buscar en todos los sitios posibles para reforzar al combinado. Ésa sería una buena solución para Mauricio. De este modo, nuestro futuro futbolístico se presenta muy prometedor", concluye.