• Su primera victoria fue en 2015, contra Guinea Ecuatorial
  • Acaba de acceder a la fase de grupos de los clasificatorios CAN
  • Los sursudaneses se medirán con Burundi en en junio

Sudán del Sur es una de las selecciones más jóvenes del fútbol mundial. Se creó tras la partición de Sudán, en 2011. Los dirigentes locales se pusieron entonces manos a la obra para constituir un combinado nacional capaz de representar a su país.

Después de varios resultados negativos, el conjunto sursudanés logró su primera victoria en un partido oficial el 5 de septiembre de 2015, frente a Guinea Ecuatorial. Desde entonces, todo un pueblo sueña con ver a su equipo disputar al menos una competición continental.

Tras ese primer triunfo en un encuentro oficial, Sudán del Sur alcanzó por segunda vez la fase de grupos de los clasificatorios de la Copa Africana de Naciones -la edición de 2019-, al imponerse por un global de 6-2 a Yibuti -perdió 0-2 el juego de ida y ganó 6-0 el de vuelta en casa-.

De este modo, avanzó ocho peldaños en la Clasificación Mundial FIFA/Coca-Cola, aupándose a la 146ª plaza, por delante de formaciones como Sudán y Gambia.

El defensor Athir Thomas reconoce en una entrevista exclusiva con FIFA.com que su tarea no ha sido fácil hasta el momento. “Al principio nos costó confeccionar un equipo competitivo, pero con el tiempo y la presencia de jugadores que compiten en clubes profesionales, como el Al Merreikh y el Al Hilal, hemos ido progresando. Gracias a ellos, vamos por el buen camino”, apunta.

En lo que respecta a la progresión del cuadro sursudanés en la jerarquía mundial, este jugador del Al Fahaheel kuwaití se muestra optimista. “Con estos futbolistas y los progresos del equipo, hemos dado un salto en la Clasificación Mundial. Es muy alentador para la selección de Sudán del Sur y para los aficionados, que siempre nos han apoyado. Vamos a dedicarles nuestras futuras grandes victorias, y espero que consigamos una primera clasificación para la CAN”.

El sueño de la CAN
En el fútbol todo es posible y, como buen puntal de la defensa, Athir Thomas opina que el sueño de la clasificación sursudanesa es factible. “Después de la clasificación histórica contra Yibuti, nuestro objetivo consiste en alcanzar la fase final ya en 2019. Es lo único en lo que piensa todo el mundo en el país. Tenemos un partido contra Burundi en junio: lo daremos todo para ganar y acercarnos a la clasificación”.

Aunque ya hayan pasado dos años desde la primera victoria en un compromiso oficial, Thomas no olvida ese momento histórico. “Para nosotros fue todo un acontecimiento. Y ahora, nuestra progresión en la clasificación representa una verdadera proeza para Sudán del Sur. Somos un equipo nuevo, que sólo tiene unos años, y pensamos que es un buen comienzo, en espera de mejores resultados”, analiza.

A modo de conclusión, Thomas manda un mensaje a todos los aficionados sursudaneses: “Después de la secesión y de los problemas políticos que vivimos, hemos sido capaces de devolver la sonrisa a nuestro pueblo. Hemos enviado un mensaje positivo a través del fútbol, muy lejos de la política”.