• La India es 100ª de la Clasificación Mundial FIFA/Coca-Cola
  • Está a sólo seis puestos de su mejor posición histórica
  • Una de las claves: el seleccionador Stephen Constantine
La India no es un país que suela protagonizar muchos titulares futbolísticos. Sin embargo, y mientras que la mayoría de las selecciones asiáticas se han mantenido inactivas, el segundo país más poblado del mundo asciende una posición en la Clasificación Mundial FIFA/Coca-Cola de mayo, hasta la 100ª.

Aunque se trate de un avance mínimo, es una de las dos únicas selecciones del continente que sube respecto al mes pasado, junto a Jordania, que ha efectuado un avance idéntico, de un punto, y se sitúa como 109ª.

Y más significativo si cabe es el hecho de que los indios alcancen el 100º puesto del escalafón global por primera vez en más de dos décadas. Estuvieron en el 99º en el año en que se creó la clasificación mundial, 1993, para luego alcanzar su mejor registro histórico, el 94º, en febrero de 1996.

No obstante, en los dos decenios siguientes el conjunto del sur de Asia entraría en una espiral descendente, hasta tocar fondo en marzo de 2015, con la 173ª plaza.

Los progresos con Constantine
Pero desde entonces su suerte cambió. En apenas tres meses, reaccionó tras ocupar el puesto 141 en junio de 2015, en gran medida gracias al ascenso de 26 plazas que propició el 2-0 global sobre Nepal en la ronda previa de los clasificatorios de la Copa Mundial de la FIFA Rusia 2018™.

A continuación vino una ligera caída, a raíz de una serie de resultados decepcionantes en la segunda ronda clasificatoria: el cuadro indio perdió siete de sus ocho partidos, lo que hizo añicos sus aspiraciones de viajar al Mundial, y en abril de 2016 quedó relegado a la posición 162.

El fracaso en la competición preliminar mundialista supuso un duro golpe, aunque no mermó las ambiciones de progreso del combinado nacional, que vencería por un 7-2 global a Laos en junio, en un choque de la fase previa de la Copa Asiática 2019, y se catapultó al puesto 152 en julio. Ese impulso continuó con una victoria por 3-0 en un amistoso ante Bután y un 4-1 ante Puerto Rico. De este modo, la India subió al 129 a principios de este año.

Como es lógico, esa progresión en la tabla refleja de forma bastante precisa los avances realizados a las órdenes de nada menos que Stephen Constantine. El técnico inglés ya había dirigido a la selección entre 2002 y 2005, y regresó a principios de 2015.

A pesar de los reveses sufridos ante rivales como Irán, Omán, Turkmenistán y Guam en la segunda ronda clasificatoria de la AFC para Rusia 2018, en esta segunda etapa ha habido logros notables.

“Un rápido repaso a 2016 indica que nuestra selección nacional india registró avances significativos tanto en la clasificación de la FIFA como dentro de la cancha”, escribió en enero en su blog el entrenador de 54 años, exseleccionador de Sudán y Ruanda. “Empezamos el año en el puesto 129, el más alto en diez años. Y hemos ganado nueve de los once últimos partidos”.

Las ambiciones de la Copa Asiática 
Y llegarían más resultados alentadores. Los discípulos de Constantine comenzaron el año pisando fuerte, imponiéndose por 3-2 a Camboya en un amistoso disputado en mayo, antes de doblegar a domicilio a Myanmar en su estreno en la tercera ronda clasificatoria de la Copa Asiática (0-1).

Su máximo goleador, Sunil Chhetri, anotó en el tiempo añadido el tanto que decidió el partido. Los indios encabezan así una liguilla en la que también figuran Kirguistán y Macao.

Ese triunfo, el primero que obtienen en Myanmar en 64 años, les permitió ascender 31 peldaños, hasta el 101º, en abril, sentando así las bases de su regreso a los 100 primeros este mes. “Cuando me hice cargo del equipo en mi segunda etapa, ya dije que vendrían días buenos y también malos”, afirmó Constantine.

“Nos hace falta tiempo para asentar nuestro carácter, y tenemos que cambiar algunos hábitos para que la selección juegue a un nivel a la altura de la India. Todavía queda mucho por hacer, y quizás lo más importante sea conseguir la clasificación para la Copa Asiática”.