• Protagonizó el mayor ascenso en el #RankingFIFA de junio
  • Alcanzó el puesto 129, el mejor desde 2006
  • Tras 86 partidos sin ganar, venció a San Marino y Hungría en 2017 

Andorra todavía se pellizca por el 2017 de ensueño que está teniendo. Y lo mejor para el pequeño principado de los Pirineos es que todavía puede ser mejor. Los grandes resultados conseguidos en estos siete meses, con la histórica victoria ante Hungría como último hit, explotaron en la Clasificación Mundial FIFA/Coca-Cola de junio: fue la selección que más puestos subió (57) para llegar al 129, su mejor plaza desde 2006.

"Estamos viviendo un momento excepcional dentro de nuestra realidad, porque la realidad de Andorra todo el mundo la sabe. Es un 2017 para enmarcar, para nosotros esto es demasiado", le dice a FIFA.com el capitán Ildefons Lima, el jugador con más partidos internacionales en la historia del equipo -106- junto al ya retirado Óscar Sonejee.

Andorra comenzó el año en el puesto 203 y con la carga de los 86 partidos consecutivos sin ganar. Pero ese triunfo ante San Marino, un amistoso en febrero, hizo un click en la cabeza de todos. "Esa victoria evidentemente nos afianzó en el trabajo y nos dio una serenidad que no teníamos. Quieras o no, el récord de derrotas pesa", acepta Ilde.

El técnico, Koldo Álvarez, justifica el presente por "la cantidad de cosas que cada día somos capaces de hacer mejor", aunque reconoce que ese triunfo por 2-0 como visitante fue liberador: "nos quitamos esa losa que queríamos entender que no era tan pesada, pero que se está demostrando que era bastante más pesada de lo que nos pensábamos".

Así llegó el empate 0-0 ante Islas Feroe en el camino hacia la Copa Mundial de la FIFA Rusia 2018™, el primer punto en 11 años y medio en una eliminatoria mundialista. Y el gran bombazo del 9 de junio en Andorra La Vella: el 1-0 ante Hungría, entonces 33ª en la Clasificación Mundial.

"Es la victoria más importante de la historia de la selección", asegura Ilde. "La anterior en una fase de clasificación había sido ante Macedonia [en 2005] y creo que no se pueden comparar".

Armas escasas, objetivos grandes
Lo han conseguido representando a una federación que tiene sólo 550 licencias de futbolistas senior y, tras descartar a los extranjeros, únicamente 150 jugadores elegibles para el equipo. Además, en la selección hay sólo un jugador profesional -Marc Vales, del SJK Seinäjoki finlandés- y uno semiprofesional -Max Llovera, que juega con el Lleida Esportiu en la Segunda División B española-.

"Es algo que le da mucho más mérito a lo que estos jugadores han sido capaces de hacer durante este año", se enorgullece Koldo.

Ilde cree que ahora impondrán un respeto diferente: "Nosotros sabemos que somos Andorra, pero los otros equipos dirán ‘¡Hostia! Éstos, si le han ganado a Hungría, tan malos no tendrán que ser’. Portugal o Suiza no se van a poner muy nerviosas, pero otro tipo de selecciones ya se lo tomarán más en serio".

Superar la mejor clasificación histórica -125º en 2005- y el récord de puntos ganados en una eliminatoria mundialista -cinco, rumbo a Alemania 2006- es una meta pero, para Koldo, "la obsesión debe ser centrarnos en ser competitivos" en los cuatro encuentros de clasificatorio que restan: Suiza, Islas Feroe, Portugal y Letonia.

"Si somos ese equipo competitivo que se planta en el campo y no se cree inferior a nadie, tendremos nuestras opciones en todos los partidos. Si creemos que tenemos mucho camino hecho, pues enseguida cualquiera nos pondrá en su sitio".