• Subió 22 lugares en la última edición del #RankingFIFA
  • El 46° lugar es su mejor ubicación desde 2013
  • El proyecto de Soria apunta a Qatar 2022

Todo proceso de reconstrucción es complejo y está sujeto a marchas y contramarchas, pero se alimenta de datos alentadores. Para la selección de Bolivia, su ascenso de 22 lugares en la última edición de la Clasificación Mundial FIFA/Coca Cola, hasta el 46° puesto, es justamente eso, un dato alentador.

Impulsado por la victoria ante Chile por el clasificatorio para la Copa Mundial de la FIFA Rusia 2018™, el seleccionado boliviano alcanzó así su mejor ubicación desde marzo de 2013, cuando apareció 37°. Un mes después dejó el top-50 y no reingresó hasta ahora... ¡54 meses más tarde!

Su movimiento ascendente en el escalafón ha sido constante desde el regreso de Mauricio Soria al banquillo, allá por diciembre de 2016, cuando el equipo parecía estancado en el 95° lugar.

Bolivia en el ranking

  • Mejor posición: 18°, en agosto de 1997
  • Peor posición: 115°, en octubre de 2011
  • Posición promedio: 73°
  • Mejor ascenso histórico: +35, en septiembre de 2016

Pero sobre todo, es su rendimiento futbolístico el que ha mostrado progresos. Porque si bien es cierto que Bolivia no estará en el próximo Mundial, como le sucede desde Estados Unidos 1994, también es verdad que ha recuperado competitividad.

"Más allá de la propuesta, la idea es evolucionar", suele decir Soria. "El fútbol de Bolivia debe ser muy táctico para compensar situaciones adversas. Debemos evolucionar y hacer lo que se hace en La Paz para realizarla en el exterior".

Hasta aquí sigue siendo una cuenta pendiente, aunque con reservas: como visitante, complicó a Colombia en Barranquilla y a Perú en Lima, cayendo en ambos duelos pero por la mínima.  

"Desde que hemos asumido la selección ya le hemos dado una identidad, pero no sólo en la mayor, también hemos dirigido la Sub-20, la Sub-17, donde se mostró similar forma de juego en todos los grupos que hemos manejado", dice una y otra vez el técnico de 51 años.

"En Lima, por ejemplo, se notó lo que pretendemos: que los jugadores de nuestro país sepan responder tácticamente a cada compromiso".

Eso sí, parece haberle devuelto al Hernando Siles ese aura de estadio difícil al vencer allí este año a Argentina por 2-0 y a Chile por 1-0, complicándoles su situación en la eliminatoria mundialista.

Soria hacía este análisis tras el éxito sobre la Roja: "Estamos en crecimiento como equipo, ya veníamos progresando en los últimos partidos. Manejamos bien el balón y los complicamos con centros al área. Nos deja muy contentos la victoria".

Nombres para un proyecto
Es cierto que Soria se ha recostado en valores de experiencia como Ronald Raldes (36 años), Pablo Escobar (39), Juan Carlos Arce (32) y Marcelo Martins (30).

Sin embargo, ha ido creciendo el rol dentro del grupo de valores más jóvenes que serán protagonistas del proceso clasificatorio rumbo a Qatar 2022, caso Diego Bejarano (25), Gonzalo Valverde (27), Jorge Flores (23) o Leonel Justiniano (27).

Además, hay varios sub-20 que vienen trabajando con la mayor, como el arquero Rubén Cordano (18), el zaguero central Luis Haquín (19), el volante de marca Moisés Villarroel (18), el volante mixto Henry Vaca (19) y el atacante Bruno Miranda (19).

El proyecto quedó expuesto a principios de año: "Armar una selección con jóvenes a los que queremos darles experiencia entre esta temporada y la que viene, y así lleguen en óptimas condiciones a las próximas eliminatorias".

Las señales positivas está ahí. El tiempo dictará sentencia.