La selección de Brasil no ha tardado en presentar sus mejores armas para aspirar al título de la Copa Mundial de Futsal de la FIFA 2008, donde es el país anfitrión, y en el partido inaugural no tuvieron piedad con Japón, a la que golearon por 12-1.

En el primer partido del Grupo A, los brasileños salieron a por todas y en poco menos de cinco minutos ya habían anotado los dos primero tantos, por medio de Lenisio (3') y Marquinho (4'). Brasil siguió siendo el dominador absoluto del encuentro, pero no se materializaba en goles hasta el tanto de penal de Falcao (11'). Poco antes del descanso, Nobuya Osodo recortaba la diferencia (3-1, 15'), con un tanto que a la postre sería el único de los nipones.

Sin embargo, en la segunda mitad, el dominio de la Seleçao sí fue patente en el resultado y lograron romper el marcador con cinco goles casi consecutivos en poco más de seis minutos (del 23 al 29). Ante una afición totalmente entregada al equipo local en el Nilson Nelson de Brasilia y un equipo japonés hundido, la hinchada brasileña no hizo más que celebrar el festival de goles.

En el otro encuentro del Grupo A, Cuba e Islas Solomón se enfrentarán por conseguir los primeros puntos en el Mundial de Futsal 2008.