El campeón reinante Brasil comenzó la defensa de su título con un sólido triunfo ante Japón por 4-1, en el estreno de ambos en la Copa Mundial de Futsal de la FIFA Tailandia 2012. El partido, que cerró el primer día de actividad en el Grupo C, se jugó el jueves 1 de noviembre en el estadio Korat Chatchai Hall de la ciudad de Nakhon Ratchima.

Fiel a su estilo, la Canarinha impuso condiciones apenas comenzó el encuentro, haciendo gala de su siempre vistoso juego de pases. Sin embargo, sus esfuerzos ofensivos chocaron una y otra vez con la sólida tarea de Hisamitsu Kawahara, quien con su actuación debajo de los tres postes mantuvo a los nipones en carrera durante el primer tiempo.

Y llegan los goles...
La insistencia brasileña pagó dividendos cerca del epílogo del período, cuando un remate de Wilde se desvió en Kaoru Morioka y quebró finalmente la resistencia del arquero japonés (1-0, 14’).

Bien distinta fue la historia en el complemento, ya que cinco minutos le alcanzaron a Brasil para liquidar el asunto. Neto mostró el camino al aprovechar un error en la salida rival (2-0; 21’); luego apareció Wilde para anotar su segundo gol; y finalmente le tocó el turno a Viniciuis, quien convirtió desde un ángulo imposible.

El bonito tanto de Kotaro Inaba decoró un resultado que nunca estuvo en duda (4-1, 28’), y que le permitirá encarar a Brasil con total tranquilidad su segundo compromiso de la zona, que será el próximo 4 de noviembre ante Libia. Ese mismo día, Japón deberá luchar por la recuperación ante Portugal.

Las frases
“Hoy perdimos la concentración por dos o tres minutos, y obviamente no puedes hacer eso contra un equipo como Brasil. Hace una semana lo hicimos durante 40 minutos en un amistoso y empatamos. Esta vez fueron 37 y el resultado está a la vista”.
Miguel Rodrigo, seleccionador de Japón.

“Personalmente, disfruté del resultado y de la actuación del equipo, porque defendimos y atacamos muy bien. El marcador puede dar la impresión de que fue una victoria fácil, pero resultó todo lo contrario. Realmente nos hicieron trabajar”.
Marcos Sorato, seleccionador de Brasil.