Azerbaiyán debió esforzarse para derrotar por 13-8 a Tailandia y lograr un histórico pase a los cuartos de final de la Copa Mundial de Fútsal de la FIFA Colombia 2016. El partido se jugó el jueves 22 de septiembre en el Coliseo Iván de Bedout de Medellín.

De manera llamativa, Tailandia cometió varios errores en los primeros minutos pero Azerbaiyán desaprovechó las ocasiones para abrir el marcador. Los tailandeses tuvieron una desafortunada sucesión de malos pases y decisiones que sorprendieron por la calidad de sus jugadores.

Los siguientes tramos mostraron lo que se preveía, diferentes estilos de juego en el terreno. Tailandia, con jugadores rápidos y hábiles y Azerbaiyán, con una estrategia basada en la potencia física. Se vivieron momentos de intensidad y emociones cuando los azerbaiyanos se adelantaron 4-2 en el tanteador y sus adversarios, a base de talento y rapidez en los desplazamientos, lograron la igualada antes del fin del primer tiempo.

Vibrante definición
En la segunda parte, el arquero de Tailandia Katawut Hankampa recibió un pelotazo en la cara en un tiro libre y quedó aturdido, pero a los pocos minutos pudo seguir jugando. Los tailandeses comenzaron a avanzar en el terreno con Suphawut Thuenklang marcando la diferencia como es habitual.

El juego se hizo de ida y vuelta, ambos equipos se repartieron la posesión del balón y el marcador se mantuvo en paridad constante. El último minuto y medio fue de locura, con los dos elencos al ataque y con salvadas de un lado y del otro, para el disfrute del público presente.

Con la igualada 7-7, el encuentro debió definirse en la prórroga, donde Azerbaiyán fue más práctico y puso de manifiesto su poder físico para imponerse a una Tailandia que se fue desinflando. El resultado final 13-8 desató la algarabía de los azerbaiyanos, que pasaron por primera vez a los cuartos. Los ganadores enfrentarán a Portugal, el domingo 25 de septiembre en Cali.