Seis debutantes con ansias de octavos

Cuando el 1 de noviembre dé comienzo en Tailandia la Copa Mundial de Futsal de la FIFA 2012, seis naciones celebrarán su debut en el torneo. Colombia, Kuwait, Marruecos, México, Panamá y Serbia han reservado por primera vez en la historia su billete a la fase final mundialista, y acudirán a la cita con una buena dosis de respeto pero también con la debida confianza en sus posibilidades.

"En Tailandia queremos seguir evolucionando como equipo y medirnos con las mejores selecciones del mundo. Lo ideal sería que pudiéramos jugar allí al mismo nivel que nuestros adversarios. Y quién sabe, tal vez podamos lograr alguna que otra victoria", comentó para FIFA.com Luis Fonseca, entrenador del combinado kuwaití.

El sorteo ha sido benévolo con el conjunto de la Península Arábiga. El cuartofinalista del Campeonato de Futsal de la AFC se batirá en el Grupo E con Egipto, la República Checa y Serbia, otra primeriza en estas lides. Se trata de un lote sin claros favoritos.

Dos que sueñan con palabras mayores
El capitán de Kuwait, Salem Aman, anticipa animado los futuros enfrentamientos en las ciudades sede de Bangkok y Nakhon Ratchasima. "Estoy convencido de que tendremos muchas cosas que decir en el Mundial después de nuestras concentraciones de entrenamiento en España y del torneo que vamos a disputar en Vietnam", aseguró el portador del brazalete con aplomo.

Los europeos del este también fantasean con cruzar a la segunda ronda. Para ello confiarán en la destreza de su cazagoles Slobodan Rajčević, que ya dejó constancia de su puntería en la etapa previa, durante la que acumuló cinco goles en cinco partidos.

"Nuestro grupo será muy interesante, porque cualquiera puede ganar a cualquiera. La República Checa es ligera favorita, dado que siempre se clasifica para el Mundial y el Campeonato Europeo. Además sabemos que Kuwait y Egipto están trabajando a conciencia en sus preparativos. Tendremos que dar lo mejor de nosotros mismos en cada choque; sólo así podremos pasar a la siguiente ronda", replicó el seleccionador serbio Aca Kovačević a la pregunta al respecto de FIFA.com.

Principiantes contra gigantes
En el Grupo B entrarán asimismo en combate dos novatos mundialistas, que en cambio tendrán que enfrentarse a una situación mucho más complicada que la del Grupo E. Panamá y Marruecos se las tendrán que ver nada menos que con España e Irán, dos pesos pesados de la disciplina.

Porque mientras la Roja ostenta seis títulos europeos y dos mundiales, el combinado nacional iraní se ha proclamado 10 veces campeón de Asia desde 1999. En la última edición de la prueba continental, celebrada el pasado mayo, el Equipo Melli sólo pudo quedar tercero, sin embargo.

En su primer análisis de la situación tras conocer el dictamen del bombo, el técnico iraní, Ali Sanei, no paró mientes en los supuestos subalternos de Centroamérica y el norte de África que le habían tocado en suerte. "Estamos satisfechos con el sorteo. Ahora queremos enseñar nuestras fuerzas al mundo del fútbol sala, y deberíamos empezar nuestro proyecto con un triunfo sobre España", apuntó el míster.

México con cautelas, Colombia con esperanzas
También México, que perdió ante Panamá el partido por el tercer puesto del Campeonato de la CONCACAF, lo tendrá crudo para salir vivo del intrincado Grupo D. Allí se topará con Argentina, que hace poco prevaleció en el certamen clasificatorio sudamericano; con Italia, que quedó tercera en la Copa Mundial de 2008; y con Australia, que en el reciente Campeonato Asiático ha demostrado haber realizado muchos progresos.

El seleccionador mexicano, Ramón Raya, dedicará toda su atención durante los dos meses siguientes a poner a punto al Tri para su primera campaña mundialista. "A partir de ahora tenemos que concentrarnos en los próximos desafíos y en los partidos de fogueo que nos esperan, con el fin de viajar a Tailandia en las mejores condiciones posibles", previno Raya tras lograr la clasificación.

Más accesible, en la previa, lo tendrá Colombia, encuadrada en el Grupo F junto a Rusia, Islas Salomón y Guatemala. Luego de su convincente desempeño en la competición preliminar sudamericana, los Cafeteros se han propuesto lucirse también en Tailandia.

"Nuestra meta es clasificarnos para la siguiente ronda. Para un principiante mundialista que acude al torneo en calidad de subalterno, ese objetivo podría sonar un tanto presuntuoso. Pero yo conozco a fondo a mi equipo y no ceso de repetirme: 'Podemos quedar entre los 16 primeros y hacer que este país se sienta orgulloso'", reveló el seleccionador colombiano Osmar Fonnegra en su entrevista con FIFA.com