Kopecky, el líder de los checos
© Getty Images

A sus 35 años, Marek Kopecky es, tras el portero Libor Gercak (37), el jugador más veterano de la selección de República Checa en la Copa Mundial de Futsal de la FIFA 2012. En el duelo frente a Kuwait, el internacional checo mostró su capacidad para tirar del carro al marcar el primer gol de su equipo y poner así la primera piedra de la victoria por 3-2 sobre el conjunto asiático.

“Al ser uno de los jugadores más veteranos me corresponde la responsabilidad de liderar a un equipo con una media de edad muy joven, y lo hago encantado. Espero poder ayudar con mi experiencia a mis compañeros para que sigamos cosechando buenos resultados”, explicó tras el partido el dorsal ocho del combinado checo en exclusiva para FIFA.com.

Presión y nervios
El duelo entre República Checa y los cuartofinalistas del pasado Campeonato de la AFC parecía abocado a saldarse con un triunfo cómodo para los europeos. A los 35 minutos, la escuadra checa mandaba en el marcador por un claro 3-0 gracias a los goles de Kopecky, Michal Belej y Tomas Koudelka. Sin embargo, al conjunto que entrena Tomas Neumann le faltó la confianza necesaria para matar el partido.

Kopecky tiene una explicación sencilla para lo ocurrido. “Se trataba de nuestro estreno en este certamen y el primer partido siempre es el más complicado. Quieres empezar con buen pie y eso siempre conlleva un poco de presión. El encuentro resultó muy complicado. Curiosamente, nos entraron los nervios cuando íbamos ganando por 3-0 y el resultado volvió a apretarse. No podemos dejar que algo así nos vuelva a pasar en los próximos partidos”, advirtió Kopecky, que ya representó a su país en Brasil 2008.

Kopecky y Gercak hicieron valer su veteranía y lideraron al equipo con una excelente actuación. El guardameta salvó a su equipo en varias ocasiones con sus paradas, mientras que el atacante aportó pausa y tranquilidad al juego de su equipo en momentos clave. En la zona mixta, Kopecky no quiso centrarse en su actuación y tuvo palabras de elogio para sus compañeros.

“Estoy muy contento con el partido que hicimos. En el equipo hay muchos jugadores nuevos que cuentan con poca experiencia internacional. Confiamos en ir de menos a más a lo largo del certamen”, declaró este amante de los tatuajes llamativos.

Octavos a la vista
El martes, República Checa tendrá un reto todavía mayor frente a Egipto, una de las máximas potencias del futsal africano. El conjunto norteafricano perdió su primer partido por 3-1 frente a la debutante Serbia y afrontará el choque contra Kopecky y compañía bajo presión y con la necesidad imperiosa de sacar algo en limpio.

“El partido contra Egipto será similar al de Kuwait. Los egipcios cuentan con un excelente equipo y grandes individualidades, así que lograr la victoria no resultará de ninguna manera una empresa fácil”, advirtió Kopecky.

Un triunfo frente a Egipto permitiría al cuadro checo, tercero en la Eurocopa de 2010, alcanzar la primera de sus metas. “Nuestro primer objetivo es superar la fase de grupos”, explica Kopecky. “Una vez en octavos de final, cualquier cosa puede pasar. Si la suerte no nos acompaña, nos enfrentaremos ya en esa ronda a uno de los favoritos”, añade el internacional checo.

El protagonismo del líder de la selección checa resultará clave para afrontar estos momentos decisivos, ya que solo cualidades como su tranquilidad y veteranía podrán aportar la confianza necesaria a un equipo con tan poca experiencia.