El histórico Alfarsi, orgulloso pese a las derrotas
© Getty Images

No fue consciente de ello en su momento, pero Ahmad Alfarsi escribió un pedacito de historia esta semana. Ningún kuwaití había concretado antes más de un gol en un partido mundialista hasta el martes 6 de noviembre, cuando el jugador de 23 años hizo cambiar los libros de estadísticas de su país en el encuentro ante Serbia. Eso sí, hubo también un ‘pequeño’ problema: en el partido se marcaron otros siete tantos… y todos fueron obra de jugadores serbios.

Aun así, al poco de terminar el encuentro, Alfarsi llegó sonriente para conversar con FIFA.com. Y su principal motivo de satisfacción no eran tanto sus propios logros como el orgullo que le producía su derrotada selección.

“Meter dos goles en un Mundial es algo especial, por supuesto”, afirmó. “Aunque los goles nunca significan lo mismo cuando pierdes, no deja de ser un partido que siempre recordaré. Sin embargo, estoy más orgulloso de mi equipo. El hecho de que seamos la primera selección kuwaití que disputa una cita mundialista desde 1982 es un gran logro, y sé que la gente en mi país está muy orgullosa de nosotros. Hemos gozado de un tremendo apoyo y, durante los tres últimos años, el fútbol sala ha avanzado muchísimo en Kuwait. Ahora tenemos una liga en condiciones y, con un poco de suerte, este campeonato hará que aún más gente se interese por este deporte”.

Sin duda, los modelos a imitar como Alfarsi también contribuirán mucho a inspirar a la próxima generación de kuwaitíes apasionados por el fútbol sala. Además de ser un embajador perfecto para su país fuera de la cancha, también resulta que se trata de uno de los jugadores más talentosos y combativos de la plantilla; y su actuación ante Serbia fue alabada por su seleccionador, Luis Fonseca. “Ahmad jugó muy bien”, afirmó el técnico español. “Normalmente sus cualidades defensivas resaltan más, pero fue magnífico verle aprovechar esas oportunidades en ataque. Es un jugador muy fuerte y agresivo”.

Balance positivo
Y no ha sido Alfarsi el único jugador kuwaití que ha causado sensación en Tailandia. A pesar de sus dos derrotas seguidas ante la República Checa y Serbia, los debutantes asiáticos –para gran satisfacción de su joven número 4– han aportado bastantes cosas al espectáculo ofrecido. “Creo que hemos jugado muy bien”, señaló. “Pero para ganar los partidos se necesitan goles, y no hemos metido los suficientes. Nuestro juego en general es bueno, pero otras selecciones han aprovechado sus ocasiones mejor que nosotros. Eso es algo en lo que tenemos que trabajar para hacerlo mejor en el futuro”.

Alfarsi, desde luego, está decidido a asegurarse de que esta su primera experiencia en una Copa Mundial de Futsal de la FIFA no sea la última. Si bien admitió que Kuwait tiene ya muy pocas probabilidades de ser una de las cuatro mejores terceras de grupo y sellar su billete a octavos de final, recalcó que Tailandia 2012 no ha hecho sino estimular su apetito para repetir la aventura dentro de cuatro años. 

“Está siendo una experiencia realmente magnífica”, afirmó, entusiasmado. “Todos la estamos disfrutando muchísimo, y hemos aprendido muchísimo también. Todo esto es nuevo para nosotros, y el nivel del fútbol es mucho más alto que el que nunca antes hayamos visto. Sabíamos desde el primer momento que sería complicado, pero creo que podemos marcharnos a casa orgullosos de lo que hemos hecho”.