El sueño dorado de Assis
© Getty Images

Saad Assis se ajusta al prototipo del jugador de fútbol sala. Es habilidoso y mide 1,68 metros de estatura. El internacional italiano nació y creció en Brasil, y adquirió sus artes en las calles de Sao Paulo, para después perfeccionar su técnica en las principales ligas de su patria, de Italia y de España.

Ahora el veterano de 33 años es uno de los mejores y más laureados futsalistas del mundo. Desempeña su oficio en las filas del FC Barcelona, en la división de honor española, y con la selección italiana se subió al tercer escalón del podio tanto en la Copa Mundial de Futsal 2008 como en la Eurocopa de Fútbol Sala de la UEFA 2012. En Tailandia, el liviano romperredes de 68 kilos de peso quiere dar el siguiente paso con la Nazionale.

"El sueño de todos nosotros es ganar este torneo. Pero como es natural, otros contendientes persiguen el mismo objetivo. No será una tarea fácil, puesto que Brasil, España y Rusia sobre todo son tremendamente potentes. Nosotros lo daremos todo, pero aun así será muy difícil", señaló en su entrevista en exclusiva para FIFA.com.

Respeto y confianza
Antes de poder cruzarse en semifinales con el campeón o el subcampeón de Europa, Assis y compañía se toparán en la ronda de octavos con Egipto, que ha dado el salto a la fase eliminatoria como uno de los mejores terceros de grupo. A juicio del experto italiano, el duelo no será ningún paseo, como él mismo aclaró.

Deben de ser buenos, porque de otro modo no habrían podido ganar tan claramente a la República Checa, que hace dos años nos eliminó a nosotros en la Eurocopa.
Saad Assis, sobre Egipto, su rival en octavos de final.

"No sabemos mucho de Egipto. Creo que a lo largo de los dos próximos días nos enseñarán algunos vídeos para analizar su juego. Deben de ser buenos, porque de otro modo no habrían podido ganar tan claramente a la República Checa, que hace dos años nos eliminó a nosotros en la Eurocopa. En cualquier caso, confiamos en pasar a cuartos, aunque al mismo tiempo somos conscientes de que tendremos que hacer nuestro mejor fútbol para batir el lunes a nuestro próximo contrincante", explicó Assis, que en los tres partidos de grupo de la prueba reina de Tailandia ha anotado tres goles.

"Yo sólo hago mi trabajo y trato de ayudar al equipo. Como delantero que soy, me gusta marcar goles, pero a fin de cuentas lo que importa es el éxito colectivo", comentó con modestia en referencia a su actuación hasta la fecha.

"Podemos plantar cara a los mejores"
De momento, todo marcha sobre ruedas para él y sus compañeros. El conjunto que dirige el seleccionador Roberto Menichelli cerró su campaña en el Grupo D con un pleno de puntos tras sendas victorias sobre Australia (9-1), Argentina (3-2) y México (5-2). En el primer cruce eliminatorio, los italianos afrontarán una prueba complicada, pero Assis tiene fe en que los Azzurri se quedarán en el campeonato hasta el final.

"En comparación con la edición de 2008, tenemos un equipo completamente distinto. La selección es algo más joven que entonces, pero dispone de excelentes jugadores. Si nos comparamos con la élite mundial, estamos en condiciones de plantar cara a los mejores de este torneo", afirmó.

Sus compañeros lo deberán tener igual de claro que él, porque ésa será la única manera de poder colmar las expectativas de nuestro interlocutor: "Sólo tengo un objetivo en mente: ganar el próximo partido. Ése es mi trabajo. Siempre pienso en eso cuando juego en la selección italiana y en el Barcelona".