Unidos contra la discriminación
© Getty Images

Cuando España se enfrente a Tailandia en octavos de final de la Copa Mundial de Futsal de la FIFA Tailandia 2012, la FIFA aprovechará la ocasión para recalcar la postura unitaria del fútbol contra cualquier forma de discriminación, desde el racismo hasta los prejuicios religiosos. 

En el partido del 11 de noviembre entre la bicampeona del mundo, España, y la anfitriona de esta fase final, el capitán de la selección española, en nombre de su equipo, leerá una declaración de rechazo a la discriminación en todas sus formas, y de compromiso con el uso del poder del fútbol como vehículo para expresar que la discriminación por motivos de raza, sexo, origen étnico, religión, sexualidad o por cualquier otra razón, no tiene cabida en el fútbol mundial.

A continuación, su homólogo tailandés leerá una declaración parecida en nombre de la selección de su país, en la que lanzará un llamamiento a todos lo que observen el partido en el mundo entero para que juntos digan un “No” rotundo a cualquier forma de discriminación.

En una conferencia que la organización inglesa Kick It Out organizó en julio durante los Juegos Olímpicos de Londres 2012, el Presidente de la FIFA, Joseph S. Blatter, declaró: “Existe racismo y discriminación en nuestro deporte, y eso no puede ser. Queremos enseñar a la gente que la autodisciplina, la deportividad y el respeto no sólo deben practicarse sobre el terreno de juego, donde hay reglas y árbitros, sino también en nuestras vidas cotidianas. Queremos que todas las personas se dediquen mutuamente un trato justo e igualitario, sea cual sea su religión, su cultura o el color de su piel”. 

Celebración anual
La Jornada de la FIFA Contra la Discriminación, que se celebra anualmente, brinda una oportunidad para unir a la comunidad del fútbol en la expresión de su rechazo a la discriminación en todas sus formas. Al mismo tiempo, este sentimiento no tiene que durar sólo un día, sino que debe convertirse en una realidad todos los días del año. 

La postura de la FIFA está consagrada en sus códigos y estatutos oficiales. El artículo 3 de los Estatutos de la FIFA proclama:

“Está prohibida la discriminación de cualquier país, individuo o grupo de personas por su origen étnico, sexo, lenguaje, religión, política o por cualquier otra razón, y es punible con suspensión o exclusión”.

El artículo 7 del Código Ético de la FIFA y el artículo 58 de su Código Disciplinario refuerzan esta postura.

La primera Jornada de la FIFA Contra la Discriminación se celebró el 7 de julio de 2002, tras la ratificación de la resolución para la lucha contra el racismo por parte del Congreso Extraordinario de la FIFA reunido en Buenos Aires en 2001. Desde entonces, numerosas competiciones de la FIFA han aprovechado la celebración de este día para decir “No” a cualquier forma de discriminación.