Fernandao: "Decidirá el espíritu de equipo"
© Getty Images

En uno de los cuatro choques de cuartos de final de la Copa Mundial de Futsal de la FIFA 2012 que el miércoles 14 de noviembre se entablarán en Bangkok, se reeditará la final de la Eurocopa de Fútbol Sala de la UEFA 2012 entre el campeón continental, España, y el subcampeón, Rusia. Será un duelo de poder a poder entre los dos mejores equipos del Viejo Continente, y en consecuencia está levantando grandes expectativas de emoción y belleza.

En su último enfrentamiento mutuo, celebrado en febrero, la Sbornaja a punto estuvo de derrotar a la Roja, pero al final fueron los ibéricos quienes se adjudicaron el título de la confederación. Fernandao, máximo goleador mundialista en la actual selección española, se atrevió a hacer algunas previsiones en exclusiva para FIFA.com.

"Será un partido muy difícil, porque Rusia dispone de un elenco de primer orden. Se trata de un equipo muy equilibrado, con dos grupos de jugadores bien diferenciados. Las probabilidades de ganarles son del 50%", analiza el espigado futsalista en referencia a su próximo contrincante.

"Mejorando de partido en partido"
La cita con su mayor rival europeo llega para España en el momento más oportuno. Tras registrar un empate contra Irán (2-2) y sendos triunfos sobre Panamá (8-3) y Marruecos (5-1), los españoles despacharon por 7-1 en la ronda de octavos a la anfitriona Tailandia, donde certificaron que están "mejorando de partido en partido", en palabras de Fernandao.

"Contra Rusia tenemos que concentrarnos en nuestro propio juego y no preocuparnos demasiado por el de nuestro adversario. En estos partidos contra equipos fuertes sacamos lo mejor de nosotros mismos. Disponemos de la suficiente experiencia para hacerles frente. Al final no ganará el equipo que juegue mejor o el que cometa menos errores, sino el que demuestre más espíritu de equipo ese día", agrega el veterano de 32 años.

Hemos venido a Tailandia a proclamarnos campeones del mundo. No queremos perder ni jugamos para empatar. Para nosotros lo único que cuenta es el triunfo.
Fernandao, sobre los objetivos de España en el Mundial.

Fernandao, oriundo de Sao Paulo (Brasil), ha dejado clara constancia de por qué desde hace cuatro años es uno de los resortes clave de la selección española. Tres goles lleva marcados el romperredes de 1,83 metros de estatura en el segundo torneo mundialista que disputa hasta la fecha, que sumados a los siete que anotó en el certamen de Brasil 2008, hacen un total de 10, su balance particular en la prueba reina de la disciplina.

Un jugador atípico
Nuestro interlocutor no se ajusta al prototipo característico de un jugador de fútbol sala. Alto, calvo y tremendamente potente, Fernandao puede no tener el biotipo promedio, pero su clase es indiscutible.

Cuando aludimos a su elevada estatura, él nos responde: "Tiene su lado positivo y su lado negativo. Naturalmente que es una ventaja ser alto y fuerte, porque así puedo imponerme más fácilmente a mis contrarios. Lo malo es que precisamente por eso me pitan más faltas, porque meto el cuerpo en los balones divididos".

En este contexto, al jugador del FC Barcelona le resulta extremadamente útil la experiencia que ha acumulado en el futsal de clubes y de selecciones en los últimos tiempos. "Después de cuatro años en la selección española, soy un jugador distinto. He aprendido muchas cosas en los grandes torneos y tengo más confianza que en 2008. Durante este tiempo he madurado", resume en su conversación con FIFA.com.

Todo por el triunfo
Entretanto, el otrora brasileño, a diferencia de lo que le ocurre con el lenguaje corporal sobre las canchas de fútbol sala, ha tenido algunos problemas en adaptarse al idioma de su patria de adopción, como él mismo admite. Pero no se le traba la lengua a la hora de anunciar el plan de ataque para la batalla de cuartos.

"Nuestra filosofía es ganar cada partido. No le damos demasiadas vueltas al asunto antes del encuentro, sino que nos concentramos en la victoria. Hemos venido a Tailandia a proclamarnos campeones del mundo. No queremos perder ni jugamos para empatar. Para nosotros lo único que cuenta es el triunfo", sentencia.

En su siguiente pulso les espera Rusia, que procurará por todos los medios detener la larga marcha triunfal de los españoles. El equipo que dirige Venancio López lleva 117 partidos sin perder desde el año 2005. Si todo sale como le gustaría a Fernandao, esa cifra ascenderá a 120 y el título mundialista volverá de nuevo a manos españolas.