Falcao y Neto saborean la gloria
© Getty Images

Suena la música. Bailan los jugadores. El trofeo pasa de mano en mano y,como es normal en estos casos, más de un miembro del cuerpo técnico ha acabado totalmente empapado. En medio de estas escenas de júbilo que se suceden en el vestuario de los campeones mundiales de fútbol sala, los héroes goleadores de Brasil comparten sus emociones con FIFA.com.

Neto, ganador del Balón de Oro adidas y autor del gol de la victoria in extremis de la Seleção, y el emblemático Falcao nos brindan su veredicto sobre el quinto título mundial que consiguen los brasileños, y nos hablan de su contribución a esta conquista y del futuro del equipo.

Neto, para empezar una pregunta sencillita: ¿es éste el mejor día de su vida?
¡Por supuesto que sí! Desde 2004 he trabajado por este título. Como me lesioné en 2008, no pude participar en el anterior; de manera que ya me preocupaba no poder conseguirlo nunca. Mi familia y todos mis allegados saben la importancia que tiene para mí este día. Llevo mucho tiempo luchando por vivir esto.

Falcao, para usted que ha conseguido tanto en su carrera, ¿qué importancia tiene este triunfo?
Muchísima, sobre todo por mi trayectoria en este Mundial, y porque sinceramente llegué a pensar que todo había terminado para mí. Es doblemente especial porque sufrí una lesión, pero me recuperé a tiempo de contribuir a este triunfo, pese a no haber jugado demasiados minutos. Al fin y al cabo, se trata de mi última Copa Mundial, por eso deseaba este título con todas mis fuerzas.

¿La decisión es definitiva? ¿No hay ninguna posibilidad de que vuelva a jugar en 2016?
Por lo que a mí respecta, es mi último Mundial. Sólo consideraría volver en 2016 si me encontrara en perfectas condiciones. En el fútbol sala, puedes entrar y salir del partido, por eso jugar hasta una edad avanzada resulta más fácil que en el fútbol. Pero, lógicamente, cuesta. Por eso he decidido no regresar en 2016. Dicho esto, ¿quién sabe qué pasará?

Neto, háblenos de su gol. ¿Qué pensó en esos momentos? ¿Cómo reunió la energía necesaria a falta de 19 segundos para el final del partido?
Era el último gramo de energía que me quedaba. Creo que ambos equipos ya estaban mentalmente preparados para los penales, pero pensé: ‘¿por qué no intentarlo una última vez?’. Gracias a Dios, salió bien. Cuando entró el balón, me encontraba tan alterado y tan cansado que no sabía qué hacer. Pero entonces vi a mi mujer entre el público y, en aquel momento, lo único que quería hacer era celebrarlo con ella.

¿Y qué nos dice de su gol, Falcao?
Las cosas no pintaban demasiado bien para nosotros en aquellos momentos; íbamos perdiendo y faltaba poco para el final. Pero me sentí como si, de repente, bajara una estrella del cielo y yo alcanzara a tocarla con ambas manos. Además, fue un gol importante porque nos infundió confianza para el resto del partido.

La final se ha convertido en un escaparate fabuloso para el fútbol sala, y el respeto mutuo entre los contendientes ha quedado absolutamente patente.
Neto:
Sin lugar a dudas. Siento un enorme respeto por España, todos lo sentimos y sabíamos que el partido se decidiría por los pequeños detalles. Somos las dos grandes potencias del fútbol sala, y nunca nos faltarán ni la rivalidad ni el respeto mutuo.

Falcao:
Siempre ocurre lo mismo cuando nos enfrentamos a España. Si pienso en todos los partidos en los que nos hemos visto las caras, al menos en los últimos diez o 12 años, no recuerdo que ninguno de los dos equipos haya ganado jamás por un margen superior a un gol. Todos los encuentros entre ambos se juegan con una calidad excepcional.

Cuando pensamos en el fútbol sala y en Brasil, siempre nos viene a la cabeza el nombre de Falcao. Pero, ¿qué nos dicen del futuro de este equipo? ¿Hay un nuevo Falcao o unos cuantos Falcaos listos para ocupar su puesto?
Neto: Así lo esperamos. Sin embargo, en estos momentos, no creo que exista ningún otro jugador tan bueno como Falcao. Pero Brasil es un país muy grande, y hay montones de jóvenes de talento, preparados para llegar a la selección. Por lo tanto, el futuro se presenta brillante.

Falcao: Clarísimamente, tenemos muchos jóvenes de gran calidad. En estos momentos, sin embargo, no veo a ninguno preparado para convertirse en un gran ídolo en Brasil. Pero, como dice Neto, Brasil es un país muy grande y, muy posiblemente, en años venideros asistiremos a la irrupción de otro Falcao.