Luego de remontar una desventaja de tres goles, Panamá se quedó con el duelo entre debutantes absolutos sobre Marruecos por 8-3 en la primera jornada del Grupo B de la Copa Mundial de Futsal de la FIFA Tailandia 2012. El encuentro se jugó el viernes 2 de noviembre en el Estadio Cubierto de Huamark de la cuidad de Bangkok.

El primer tiempo le perteneció a los africanos, que mostraron más aplomo y mejor circulación del balón más allá de algunas muy buenas intervenciones de su arquero Rabi Zaari. De hecho, con oportunismo y algo de buena suerte tomaron una ventaja de tres goles que, por momentos, pareció decisiva.

Aluvión canalero
La remontada de Panamá comenzó antes del final de la etapa con el descuento de Carlos Pérez (1-3, 20’), pero siguió con esos primeros cinco minutos rabiosos del complemento, durante los cuales los Canaleros aprovecharon al máximo las fallas en la defensa rival.

Tras darle vuelta al marcador con el gol de Apolinar Gálvez (4-3, 25’), los panameños se serenaron pero el encuentro ganó en emotividad. En esa ir y venir, los centroamericanos fueron más eficaces y terminaron quedándose con una victoria tan espectacular como celebrada.

El próximo lunes 5 de noviembre, por la segunda jornada de la zona, Panamá buscará otro gran golpe ante España, mientras que Marruecos irá por su recuperación frente a Irán.

Las frases
"Hemos mejorado con los últimos amistosos y eso se vio reflejado hoy en el campo. En el primer tiempo no respetamos las tácticas planificadas en la previa y para colmo el arquero de Marruecos tuvo una gran actuación. Pero hicimos algunos ajustes al cierre de esa etapa y logramos aprovechar el contragolpe. Sabía que podíamos ganar el partido, aunque no por este margen".
Agustín Campuzano, seleccionador de Panamá.

"Sabíamos que sería difícil enfrentar a Panamá. Son mejores que nosotros, incluso físicamente, y demostraron estar bien preparados. Creo que nos faltó experiencia para manejar la ventaja, y en el segundo tiempo nos expusimos al contragolpe. Fue nuestro primer partido en una Copa Mundial y probamos ser un buen equipo, por lo que afrontaremos los próximos compromisos sin ningún tipo de complejos".
Hicham Dguig, seleccionador de Marruecos.