Dos meses después de que la selección brasileña conquistase su quinto título de la Copa Mundial de Futsal de la FIFA, Aécio de Borba Vasconcelos, Presidente de la Confederación Brasileña de Futsal (CBFS), y Manoel Tobias, bicampeón de la Copa Mundial de Futsal de la FIFA, recibieron el escudo que acredita al conjunto del país sudamericano como Campeón del Mundo de Futsal de la FIFA, en una ceremonia celebrada en el Palacio del Gobernador de Ceará.

“Nos complace poder homenajear hoy a Brasil, que protagonizó una actuación verdaderamente extraordinaria en la Copa Mundial de Futsal de la FIFA disputada el pasado mes de noviembre en Tailandia”, declaró el Secretario General de la FIFA, Jérôme Valcke, quien entregó el distintivo en presencia de Aldo Rebelo, Ministro de Deportes; Cid Gomes, Gobernador de Ceará; Roberto Claudio, Alcalde de Fortaleza; y Renan Pimentel Tavares, Louise Ane Bedê y Sílvio Carlos Vieira Lima, integrantes del Consejo de Administración de la CBFS. “Recordaremos durante mucho tiempo, en particular, la emocionante final”, señaló, para añadir a continuación: “Ganar cinco títulos es un logro fantástico. Estoy convencido de que el escudo recordará a los jugadores este éxito cada vez que vistan la camiseta de la selección nacional en los [casi] cuatro años que quedan hasta el próximo Mundial de futsal”.

Brasil es el primer campeón de la Copa Mundial de Futsal de la FIFA que recibe esta insignia, en la que se muestra una imagen del trofeo del certamen.

“El futsal es un deporte que ha dado a conocer a muchos deportistas exitosos, algunos de ellos elegidos por la FIFA como los mejores del mundo. La selección brasileña es hegemónica en este deporte, y el título conseguido en Tailandia sirvió para refrendarlo”, indicó el Ministro de Deportes de Brasil, Aldo Rebelo.

“Esto no es únicamente un logro de la Confederación Brasileña de Futsal, sino de todo el país. A día de hoy, las ciudades están creciendo muy rápido, de modo que hay muchas pistas de futsal, y la popularidad de este deporte nos está dando algunos de los mejores jugadores de futsal del mundo”, apuntó por su parte Aécio de Borba Vasconcelos.

“Es para mí un honor estar hoy aquí en representación de todos los jugadores de futsal que impresionaron al público y contribuyeron a este logro. Quisiera recordar que este es un trabajo de equipo, que comenzó con aquella primera generación de 1982, que nos abrió las puertas. Hoy es un día de fiesta para el futsal brasileño”, recalcó Manoel Tobias.

El escudo de campeón de la Copa Mundial de Futsal de la FIFA es uno de los diversos distintivos que se entregan a los vencedores de torneos de élite de la FIFA. El primer equipo al que se recompensó con la insignia de campeón de la Copa Mundial de la FIFA™ fue la selección masculina italiana, campeona de la cita mundialista de 2006, y le siguió la española, después de su triunfo en Sudáfrica 2010. El combinado femenino japonés también recibió un escudo de campeón en reconocimiento a la gloria alcanzada en la Copa Mundial Femenina de la FIFA 2011™, así como el Corinthians brasileño, campeón de la Copa Mundial de Clubes de la FIFA Japón 2012.