EL RESUMEN DE LA JORNADA  Irán hizo historia eliminando a los pentacampeones brasileños, mientras España y Portugal alcanzaron los cuartos de final con solvencia. FIFA.com repasa los tres encuentros de octavos de final disputados este miércoles 21 de septiembre.

Antes de medirse con Brasil, las ilusiones de sus rivales siempre son las mismas, aunque los duelos ante los sudamericanos suelen terminar siempre igual. Pero esta vez Irán dio la campanada en un partido que siguió un guion surrealista. La Seleção empezó controlando el juego, y se haría también con el dominio en el marcador gracias a un doblete de Falcão. Hasta entonces, todo transcurría según lo esperado. Sin embargo, los campeones de Asia remontaron y se mantuvieron dentro del choque hasta los últimos minutos, para luego rematar la faena en los penales. Este verdadero terremoto en el mundo del fútsal pone fin a un reinado: Brasil había participado en seis de las siete finales del torneo, y obtuvo además un tercer puesto, en 2004.

España no lo tuvo fácil en esta primera etapa de la fase de eliminación directa y llegó a verse acorralada, pero echó mano de su pericia táctica para doblegar a una Kazajstán que plantó cara hasta el final.

Ricardinho había marcado dos goles más que todo el plantel de Costa Rica antes del duelo entre portugueses y ticos. Cuarenta minutos más tarde, esta máquina anotadora volvió a reivindicarse como gran estrella de Portugal, con un doblete y vistosas jugadas. Sus compañeros también demostraron que se podía contar con ellos. Los lusos enviaron ante todo un mensaje: quien quiera vencerlos tendrá que desplegar su mejor juego.

Resultados
Portugal 4-0 Costa Rica
España 5-2 Kazajstán
Brasil 4-4 (2-3 PEN) Irán

Momentos destacados
El espíritu que hay detrás del gesto
El apretón de manos por la paz forma parte del protocolo de antes y después de los partidos de todas las competiciones de la FIFA. Y, desde su inicio, Colombia 2016 ha visto cómo sus protagonistas acompañaban este gesto con acciones. Con motivo del Día Internacional de la Paz, este 21 de septiembre, los espectadores también contribuyeron a la fiesta aplaudiendo los ejemplos de deportividad dentro de la pista y la salida de jugadores lesionados. También pudieron apreciar los apretones de manos entre kazajos y españoles, a pesar de la tensión que caracterizó el final del encuentro, la nobleza con que encajó Brasil la derrota o los 40 minutos de fair-play entre Portugal y Costa Rica.

Respeto por el genio
Fue una imagen simbólica y surrealista a la vez. El héroe Falcão no podría haber tenido una forma mejor de caer en combate en su último Mundial, el quinto de su carrera, a los 39 años. Apenas minutos después de alzar los brazos hacia el cielo para celebrar su victoria sobre Brasil, los iraníes levantaron al máximo goleador de la historia de la cita mundialista.

Inspiración brasileña
Los brasileños no tienen el monopolio de la técnica, como dejó claro Hossein Tayebi ante los propios artistas sudamericanos. Inspirado por el equipo de Falcão, el iraní hizo las delicias del público de Bucaramanga, que respondió brindándole salvas de aplausos tras su juego de piernas antes de marcar o en el tiro bombeado que ensayó desde el mediocampo.

La suerte no siempre sonríe a los audaces
Kazajstán había recibido dos goles en sus tres primeros compromisos de Colombia 2016. En cambio, frente a España, el combinado kazajo tuvo que ir a buscar el balón cinco veces al fondo de sus redes. ¿Quiere esto decir que los españoles fueron mejores en ataque? No necesariamente: la explicación se halla en los riesgos que asumió uno de los conjuntos debutantes en la ronda de octavos. A siete minutos del final, los kazajos seguían jugando con su guardameta adelantado.

El dato
28:
Brasil se despide de Colombia 2016 conservando una serie de 28 partidos sin perder, con excepción de las tandas de penales. Su última derrota en el transcurso del juego se produjo en Guatemala 2000, en la final, ante España (4-3).

Las frases
“Aún estoy emocionado. Me han impresionado España y su juego táctico. Nosotros lo dimos todo, y estoy contento, aunque también cansado. Puedo irme con la cabeza alta”.
Ricardo Sobral, seleccionador de Kazajstán.

“Yo ya había avisado de que íbamos a causarle problemas a Brasil hasta el final, y podemos decir que hemos cumplido dentro de la cancha”.
Seyed Nazemalsharieh, seleccionador de Irán.

“La mentalidad, el acierto ante la meta contraria y la experiencia marcaron diferencias. A este nivel, es muy importante conservar la sangre fría. Estoy orgulloso de mis jugadores y de sus cualidades humanas”.
Diego Solís, seleccionador de Costa Rica.

Tres últimos partidos de octavos de final, 22 de septiembre

Tailandia-Azerbaiyán (17:30, Medellín)
Argentina-Ucrania (17:30, Bucaramanga)
Italia-Egipto (20:00, Cali)

(Todos los horarios son locales)