La Copa Mundial de Fútsal de la FIFA no es sólo una competencia que reparte emoción a rabiar, sino también un vehículo importante para promocionar las bondades de un deporte capaz de enseñar y modelar futbolistas al mismo tiempo.

Es en ese contexto, en el marco del Programa de Legado de Colombia 2016, que el lunes 19 de septiembre se realizó en Cali un Festival Grassroots de Fútsal "Skill for All" (habilidades para todos).

"El objetivo de 'Skill for All' es llegar a niños de entre 6 y 12 años con el propósito de de motivarlos para jugar fútsal", comenta a FIFA.com Brent Rahím, Coordinador de Desarrollo de Beach Soccer y Futsal de la FIFA. "La idea es usar juegos divertidos para mejorar su técnica individual, algo vital para que luego se desarrollen como jugadores de fútsal o fútbol".

"'Skill for All' también está conectado a proyectos sociales, los cuales ayudan a las niñas y niños en situación de vulnerabilidad", continúa el 49 veces internacional con Trinidad y Tobago. "Les ofrece la oportunidad de participar de una festival que además ayudará a su formación educativa".

"¡Es muy divertido!"
El evento de Calí se llevó a cabo en el Coliseo el Pueblo, por lo que los 41 niñas y niños de entre 8 y 12 del Club Deportivo Lyon que asistieron al festival pudieron divertirse sobre el mismo parquet que será testigo de la final del torneo el próximo 1 de octubre.

La coordinación estuvo a cargo del argentino Vicente De Luise, Instructor FIFA y miembro del Grupo de Estudios Técnicos de la FIFA que analiza cada uno de los partidos del torneo. "Hemos realizado un curso 'madre' en Bucaramanga, donde se capacitaron entrenadores de las tres ciudades del Mundial", explica De Luise a FIFA.com.

"Después se replicaron esos cursos en las tres sedes. El objeto de introducir el futsal en el seno de la sociedad", agrega el rosarino, director técnico de la selección argentina  en las dos primeras ediciones mundialistas, Países Bajos 1989 y Hong Kong 1992.

Los niños se dividieron en distintos grupos de trabajo, recibieron algunos de los lineamientos principales de fútsal y luego armaron partidos entre ellos. "Casi el cincuenta por ciento fueron mujeres, y jugaron con los varones porque a esta edad hay poca diferencia física".

Sebastián, de 12 años, se mostraba contento. "Me gusta el fútsal porque es un fútbol más rápido y muy divertido. El Mundial me ha parecido muy chévere y mi jugador favorito es Angellott Caro", afirma el muchacho de peinado moderno enfundado en una camiseta amarilla de FIFA.

Laura Soafía, de 11, tiene el pelo atado atrás, pero varias mechas revueltas luego de corretear un buen rato por el parquet. "Me entretiene, tocas el balón muchas veces. Mi jugador favorito del Mundial es Ricardinho".

Tras una hora de actividad, el festival deja a todos felices. "El objetivo es que aprendan jugando, divirtiéndose. Es la mejor manera para que incorporen los conceptos", empieza a despedirse De Luise. "La respuesta fue muy buena. ¡De hecho, querían seguir jugando todo el tiempo! Es la muestra que fue algo gratificante para ellos".