El camino a Colombia
Brasil debió exigirse al máximo para justificar su favoritismo en las dos primeras jornadas de las Eliminatoria Sudamericana, en las que derrotó ajustadamente a Venezuela (2-1) y a la anfitriona Paraguay (1-0). Sin embargo, estableció luego claras diferencias sobre el resto. Primero, vapuleó a Ecuador (14-0) y a Perú (6-0) para ganar su zona; después, despachó en semis a Uruguay (4-1) para asegurarse su plaza en Colombia; y por último, goleó a Argentina en la final (4-0), recuperando un título que había perdido cuatro años atrás.

Las claves del equipo
Brasil se mantiene en la élite por saber reinventarse, y este equipo de Serginho Schiochet no es la excepción. 31 goles a favor y apenas 2 en contra en seis partidos clasificatorios hablan a las claras de su poderío, y eso pese a la ausencia de Falcao. Si bien el dos veces ganador del Balon de Oro volverá a liderar a su selección en Colombia, en el que será su quinto Mundial, el equipo cuenta con otros futbolistas de sobrada experiencia, caso los bicampeones del mundo Tiago y Ari. Además, a valores que ya destacaron en Tailandia como Je y Fernandinho, se sumaron jóvenes caso Pito y Batería, el mejor del eliminatorio. Así, es otra vez firme aspirante a la corona.

Antecedentes en la Copa Mundial de Futsal de la FIFA
Con cinco títulos en su palmarés, Brasil es la selección más laureada en la historia del evento, al que no ha faltado jamás. La Auriverde dominó a su antojo las primeras ediciones, alzándose con el trofeo en Países Bajos 1989, Hong Kong 1992 y España 1996. España cortó su hegemonía en la final de Guatemala 2000 y en las semifinales de Chinese Taipei 2004, donde resultó 3°. Sin embargo, recuperó el título en su propio país en 2008, rubricando en Tailandia 2012 su dominio de la especialidad.