El camino a Colombia
Tras haber disputado cuatro Copas Mundiales de Futsal de la FIFA consecutivas (incluida la pasada edición, celebrada en su territorio hace cuatro años), Tailandia era una de las principales candidatas a clasificarse para Colombia 2016. Ya de entrada, había sellado con comodidad su billete para el Campeonato de Futsal de la AFC, quedando primera en el Grupo A de la zona del sudeste asiático. Y en la fase final, la selección tailandesa también estuvo a la altura de las expectativas, encabezando el Grupo C con tres victorias seguidas frente a Tayikistán, Chinese Taipei y Vietnam. En cuartos de final, Tailandia doblegó sin problemas a Australia (6-1), accediendo así a su quinto Mundial de Futsal consecutivo. En semifinales, el equipo se inclinó en la tanda de penales ante la local Uzbekistán, tras un 2-2 al concluir la prórroga. Los tailandeses se consolaron adjudicándose el tercer puesto merced a una goleada (8-0) a los vietnamitas, que también representarán a Asia en Colombia.

Las claves del equipo
Los cambios realizados en la plantilla de Tailandia hace cuatro años han dado su fruto. Los recién llegados que sustituyeron a jugadores habituales adquirieron experiencia durante la Copa Mundial de Futsal 2012, donde llegaron a octavos de final a las órdenes de Victor Hermans. Cuatro años después, el técnico holandés ha logrado clasificar de nuevo al país para la cita mundialista. Entre los jugadores que han alcanzado la madurez, cabe destacar a Suphawut Thueanklang (26 años), que se erigió en el máximo goleador del Campeonato de Asia de Fútbol Sala 2016 con 14 dianas.

Antecedentes en la Copa Mundial de Futsal de la FIFA
La selección tailandesa se ha afianzado como una de las mejores de Asia desde que se clasificó para su primera Copa Mundial de Futsal de la FIFA, en 2000. Desde entonces, no se ha perdido ninguna fase final, y ocupa el segundo puesto en su continente en cuanto a participaciones mundialistas (5). Tras quedar apeados en la fase de grupos en 2000, 2004 y 2008, los tailandeses llegaron a octavos de final en su casa hace cuatro años, antes de caer ante España, futura subcampeona.