El camino a Colombia
Argentino llegó como favorita a la Eliminatoria Sudamericana, etiqueta que justificó durante la fase de grupos. Allí ganó en su zona con puntaje perfecto, gracias a sólidas victorias sobre Uruguay (4-2), Chile (3-0), Colombia (2-0) y Bolivia (11-0). La Albiceleste pareció encaminar su semifinal ante la anfitriona Paraguay al tomar una distancia de 3-1, pero dos goles tardíos del rival, el último a 15 segundos del cierre, enviaron el partido a tiempo extra y luego a penales. Allí estuvo a un remate de perder, aunque se impuso 3-2 y logró tanto el pase a la final como el boleto mundialista. En el duelo decisivo cayó sin atenuantes con Brasil (0-4), cediendo el título que había logrado en 2012.

Las claves del equipo
Desde la llegada del tres veces mundialista Diego Giustozzi al cargo de entrenador en 2014, Argentina ha mostrado una marcada vocación ofensiva. Prueba ello son los 23 goles que anotó en 6 partidos del clasificatorio, la segunda mejor delantera por detrás de Brasil (31). Antecedentes y experiencia sobran en su plantel, donde sobresalen jugadores de paso por Europa como Almiro Vaporaki, Leandro Cuzzolino, Maximiliano Rescia y Cristian Borruto, todos presentes en el pasado Mundial de Tailandia. Entre los más nuevos sobresale el arquero Nicolás Sarmiento, clave en la eliminatoria sudamericana, donde Argentina terminó 4 encuentros con su arco en cero.

Antecedentes en la Copa Mundial de Futsal de la FIFA
Argentina es una de las tres selecciones que jamás ha faltado a una fase final de la competición, honor que comparte con la pentacampeona del mundo Brasil y la bicampeona mundial España. Su mejor actuación data de Chinese Taipei 2004, donde terminó cuarta. Salvo en España 1996, siempre ha superado al menos la primera fase de grupos. En Tailandia 2012 cayó en cuartos de final a manos de la posteriormente campeona Brasi y finalizó 7°.